EXPLOSIONS IN THE SKY – THE WILDERNESS

Explosions In The Sky - The Wilderness

Nuestra puntuación

7

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

Renovarse o morir. Tras cinco años sin publicar un álbum de estudio, los de Austin vuelven con The Wilderness. El resultado de tan larga espera son unos nuevos Explosions in the Sky, que renacen en este décimo disco.

Desde los primeros compases del mismo, nos damos cuenta que la banda ha experimentado una evolución en su sonido. Sus tan características ‘guitarras explosivas’ dejan paso a la electrónica y a la percusión, que adquieren el papel protagonista, sus crescendos se hacen más progresivos y sus catarsis instrumentales disminuyen y se vuelven menos apasionadas. Tiene como consecuencia que las señas de identidad del grupo se hayan disuelto, por lo que en la primera escucha puede resultar un poco decepcionante para el admirador tradicional de la banda. No obstante esa pérdida de efusividad no es del todo negativa, pues demuestra un esfuerzo por crecer, una transformación que era necesaria que llevaran a cabo para evitar el anquilosamiento.

El disco es evocador, complejo y lleno de matices que invitan poner en repeat para apreciarlos completamente, propio de una banda de su categoría, pero se aprecia que aún no están cómodos con este sonido y en ocasiones sus progresiones son demasiado lentas y se desinflan, perdiendo el brillo y el gancho que tenían sus anteriores trabajos.

El cambio no se ha producido al azar, sino que es consecuencia de las bandas sonoras que han realizado y la influencia de Inventions (proyecto paralelo de Mark Smith) han sido fundamentales en este giro de 180º.

The Wilderness, tarjeta de presentación del disco y una de sus mejores pistas, nos habla del cambio que se ha producido en ellos. Electrónica y progresiva, discurre lentamente mostrándonos que son capaces de hacer hasta que estalla y volvemos a escuchar a los antiguos Explosions, queriendo evocar sus raíces.

El momento álgido, exponente del nuevo estilo que EITS nos presenta, es Desintegration Anxiety, sombría al principio, da paso rápidamente a una impetuosa percusión que se mezcla con los efectos y las guitarras, complicándose, oscureciéndose y aclarándose, atrapado al oyente entre pulsos.

A medida que los tracks se suceden nos vamos acostumbrando al nuevo sonido del cuarteto, aunque estos se suceden sin pena ni gloria a excepción de pequeños fogonazos en Logic of a dream, Colors in Space y en la segunda parte de Tangle Formations.

La guinda de este trabajo la pone Landing Cliffs, de corte clásico y para mí la canción más evocadora del álbum. Rayo de luz que se cuela entre las nubes de un disco más bien lúgubre.

La renovación de Explosions in the Sky está llena de luces y sombras, como las imágenes que sugiere su último disco, detalles muy positivos como la ampliación en su paleta de sonidos se difuminan con la falta de dinamismo y de sentimiento que muestran en determinados momentos. Aun así, no cabe la menor duda que es debido al cambio, por lo que si consiguen hacerse a la nueva dirección su siguiente trabajo prometerá.

Escúchalo aquí: