DUM DUM GIRLS – ONLY IN DREAMS

DUM DUM GIRLS - ONLY IN DREAMSLas chicas malas de California, Dee Dee, Jules, Bambi y Sandy, han regresado. Pero han vuelto algo más cándidas, tiernas y sensibles que como las recordábamos. Siguen mostrando esa pose de chicas rebeldes que tanto nos gusta, eso sí. Pero su música ha experimentado un leve cambio que no ha gustado a muchos. No es nuestro caso. No blandean, que quede claro. Pero sí vuelven con una actitud musical algo más pop, incluso retro, menos punk y ‘garagera’. Parece como si se hubieran enamorado y estuvieran experimentando las primeras fases, las más dulces, de un amor. Pero que no os traiga a engaño esto último, porque este disco está gestado en el transcurso de su gira y en una época bastante delicada para una de las Dum Dum (la líder Kristin ‘Dee Dee’ Gundred perdió a su madre), lo que impregna de una fuerza emocional que mancha el disco de notas funestas, tristes y melancólicas.
La portada de este Only in Dreams (Sub PoP), aunque oscura y algo lúgubre, se tiñe de rosa. La tipografía usada es refinada y algo barroca y hasta el mismo título es señal inequívoca que las Dum Dum Girls tiran hacia lo onírico y romántico en su nuevo trabajo. Así que, más tiernas que de costumbre, pero sin desprenderse de su energía, que la hay aunque un poco más contenida, su eyeliner negro, sus maravillosas medias y aspecto de chicas duras vuelven con diez temas que se engullen en un suspiro y que dejan un dulce sabor de boca.
Las canciones en este disco suenan limpias, pulcras. Es notorio, además, que le han echado algo más de azúcar a la receta, aunque algunas de las letras sean algo tristes. Canciones donde a veces se nota demasiado que Sune Rose Wagner de The Raveonettes (productor, en parte, de este disco) se ha inmiscuido en el sonido de estas chicas. Ya lo comenzó a hacer en su anterior EP He Gets Me High, donde se les comenzaba a notar que se estaban volviendo algo romanticonas al versionar el There Is a Light That Never Goes Out de los Smiths que, por cierto les quedaba como un guante. Y es que muchas canciones suenan y recuerdan, bastante, a The Raveonettes, escuchad los solos de guitarra de Caught In One y veréis, y menos a bandas de chicas rebeldes y ruidosas como Vivian Girls. Que nos gustan los daneses, mucho, pero cada uno en su lugar.

Las Dum Dum se acercan peligrosamente también en Only in Dreams al sonido sesentero de las girl-bands de antaño como The Chantels, The Ronettes o The Supremes, que parece que vuelven a ser tendencia, pero mezcladas con riffs de guitarras. Fijaos sino en Bedroom Eyes, del que no os podréis desprender fácilmente y os hará mover la cabezota. Aun así, hay quien echa en falta más ‘suciedad’ en esas guitarras. Más ruido. Puede ser, sí. Pero es que estas chicas nunca han escondido que entre sus influencias y fuente de inspiración variopintas se mezclan desde The Ronettes hasta The Ramones, Siouxsie and the Banshees o The Jesus and Mary Chain. Y es por ello que tan pronto puede salir a relucir la parte más punk de los Ramones, a la más shoegaze de The Jesus and Mary Chain. En este caso, ha salido a la luz la más suave y vintage de sus influencias.
Pero a pesar de la suavidad, hay fuerza en estos temas, claro que la hay. Más pulido, pero lo hay desde el primero, Always Looking. Bien la podría bailar una Uma Thurman en cualquier escena de Pulp Fiction. Y no lo podemos evitar, nos encanta ese single de presentación, Bedroom Eyes. Igual es que nosotros somos, también, algo romanticones. Un tema pegajoso que eleva la parte sensible y azucarada de las Dum Dum a la máxima potencia. Un tema que irradia luz sobre el aura oscura de las de California. Just a Creep es un tema perfecto para escuchar conduciendo, haciendo kilómetros a lo Bonnie and Clyde. Tema que se da la mano con In My Head, que junto a Hearbeat y así hasta el final del disco nos invitan a soñar y poner nuestros pensamientos entre nubes. Como invitan a hacer desde el título del disco.

Parece que nos encontremos en una fiesta de graduación de los sesenta con Wasted Away. Y se nos ponen tristes y algo más nostálgicas hacia el fin del álbum con Coming Down yHold Your Hand. A escuchar, sobre todo, cuando no nos apetezca nada más animado y queramos tener banda sonora para echar lágrimas sobre la almohada. Así se despiden.
Y es que ya se sabe que todo rebelde tiene su parte sensible. Detrás de una chica dura hay un corazoncito que a veces llora. Y es que sacar la parte tierna a pasear, de vez en cuando, no es nada malo. Como no es malo, ni peor tampoco, el disco de las de California. Es un paso más en su carrera que demuestra una faceta un poco distinta. Que pone de manifiesto que Dum Dum Girls saben hacer, y muy bien, temas luminosos. Que los sabían hacer algo sombríos, ya sabíamos. Y lo hacen todo sin perder su esencia, digan lo que digan muchos. Ellas siguen igual de sofisticadas, elegantes e intensas que siempre, aunque se trate de un nivel distinto de intensidad, igual algo más intimo. La situación a veces lo hace inevitable. Siguen las distorsiones bien distribuidas por todo el disco, eso sí, algo más limpias y relucientes. Resplandecientes asimismo como la voz de Dee Dee. Eso sí que no cambia.
Y a pesar de las decepciones que se han llevado muchos ante este Only in dreams, no creemos que sea para tanto, a nosotros nos ha parecido un disco bastante digno que nos morimos de ganas de saborear en directo. Y es que poner un poco de luz ante tanta sombra, no está del todo mal.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

  • Pingback: Dum Dum Girls nos visitarán en abril | CrazyMinds. Música indie.()

  • Pingback: Dum Dum Girls publicarán un EP en Septiembre | CrazyMinds. Música indie.()