DRIVE-BY TRUCKERS – THE BIG TO-DO

DRIVE-BY TRUCKERS - THE BIG TO-DOHere I am again, perfect timing”. Hace apenas un año, Drive-By Truckers editaba un directo, grabado en Austin, que comenzaba con esta declaración de intenciones. Es un buen momento, parecía querer decirnos Cooley con su letra. Un buen momento para poner las cosas en su sitio después de quince años en la carretera. Un buen momento que llega con este nuevo trabajo de Drive-By Truckers.

Atrás quedan las giras acústicas, las colaboraciones con grandes de la música norteamericana como Neil Young o Booker T. Jones, atrás queda un disco en vivo que llegaba en uno de los mejores momentos de forma de la banda, atrás queda también un álbum de rarezas y descartes editado hace ahora poco más de un año. Acontecimientos que han asentado a la banda en una posición privilegiada dentro de la escena musical del otro lado del Atlántico.

Ahora llega el momento de confirmar que su propuesta de rock de raíces sureñas puede seguir dando tan buenos frutos como lo ha hecho hasta la fecha. Cierto es que, hace ahora cuatro años, la banda perdía uno de sus principales motores con la salida de Jason Isbell. Sin embargo, Drive-By Truckers ha sabido cerrar filas en torno a las guitarras de Cooley y Hood y hasta ha ampliado su sonido con la incorporación de los teclados de Jay Gonzalez y la pedal steel guitar de John Neff.

Y lejos de dispersarse, la propuesta ha ganado en solidez. Sólo hay que oír Daddy Learned To Fly, la canción que abre The Big To-Do, para convencerse de que su apuesta por el rock guitarrero sigue tan en pie como el primer día. No obstante, en ese intento por conquistar nuevos territorios sonoros, los teclados han adquirido un nuevo papel protagonista en la mezcla. Temas como The Wig He Made Her Wear o The Fourth Night Of My Drinking dan buena cuenta de ello. El resultado hace del disco un giro más melódico de lo que la banda nos tenía acostumbrados.

Pero que los seguidores de la formación no se asusten. The Big To-Do sigue teniendo todo aquello que ha hecho merecer a la banda estar donde está. Los ingredientes básicos de un disco de Drive-By Truckers siguen ahí. Los riffs de guitarra marca de la casa (This Fucking Job), el toque country sureño (Santa Fe), la balada precisa, emotiva de Shonna Tucker (You Got Another) y hasta una canción que recuerda a esos inicios en los que el grupo conqueteaba con el rockabilly (Get Downtown).

Cooley y Hood se van pasando el testigo a la voz, mientras Tucker pone el contrapunto. De fondo, los teclados y la pedal steel dan la profundidad necesaria para que las guitarras puedan seguir a sus anchas, paseándose por unas canciones que dejan ese regusto a Alabama, al sur profundo de EEUU. Hace años que la banda dejó atrás sus discos más conceptuales -y también más aplaudidos-, esos que colocaban la nostalgia por los años dorados en muchas de las letras de las canciones. Ahora, sin abandonar del todo ese sentimiento (como en After the Scene Dies), ha entrado también en escena la cara más social y política en los textos de Hood (This Fucking Job) y Cooley (Get Dowtown).

Pasos al frente, en un The Big To-Do que nos muestra una de las versiones más compactas de Drive-By Truckers hasta la fecha, demostrándonos que la banda sigue lanzada, a lomos de esas buenas vibraciones que transmitían en ese genial directo de 2009. Y a pesar de que Southern Rock Opera y los discos que vinieron después pusieran el listón muy alto, The Big To-Do también demuestra que el mejor trabajo de la banda está aún por llegar. Quizás sea Go-Go Boots, el disco que Drive-By Truckers tienen previsto sacar a principios de este año. Quizás haya que esperar algo más. Es sólo cuestión de tiempo.

Escrito por
Más de Javi F.

Salto: trece balas para la victoria

Escribía el periodista Fernando Navarro en su reciente novela Martha. Música para...
Leer más