DIRTY BEACHES – BADLANDS

DIRTY BEACHES - BADLANDSNos acercamos a un teatro. Un teatro parcialmente vacío. Alguien te ha avisado que Dirty Beaches está en la ciudad y tienen nuevo trabajo. Badlands, se llama.

 
Dirty Beaches presenta esta noche su fantástico nuevo trabajo ¡¡Badlands!!”, exclama el radiofonista. Se anuncia, en el panel central, con una tipografía de luces de neón, que brillan en la noche. Son luces sucias. La “a” y la   ” e” primeras, de la palabra beaches, se han encendido con mayor intensidad que las otras. Y de repente han provocado un chispazo. Justo cuando estabas mirando, la maldita hora del concierto. Ahora se lee Dirty bches. No aclararemos nada más al respecto.
 
Pero no te equivoques si vas a entrar. Piénsatelo bien. Coge aire. Medita. Puede causar una dolorosa adicción. O quiza no puedas soportarlo. No es bonito. Ni amable. Tiene algo turbador y onírico. Sobre todo en el paladar. Alla tú.
Badlands es carne mórbida sobre un cuerpo desnudo. Un cuerpo desnudo con los labios pintados. Y un eyeliner que marca el cuerpo desde sus ojos hasta el alma. Un alma física. Un alma escondida en el segundo cajón. No preguntes. Hay espacios lúgubres. Sombras y misterios. Terrenos abandonados. Que aún hoy nos cuentan muchas historias. No todas con final feliz. Fantasmas y espíritus, que no se quieren ir. Hay canciones viciadas. De aire irrespirable. Agitado. Violento, a veces. De inocencia perdida. Un Badlands a veces seco y frío. A veces húmedo. Muy húmedo. Badlands es una eterna huida. Una huida eterna. De tí. Y de mí. Una huida en círculos cerrados. De banda sonora. De una película, que ponen en una television, que alguien ha dejado encendida, sin nadie viéndola, mientras la casa duerme. Con las ventanas abiertas. 
 
Dirty Beaches es Alex Zhan Hungtai. Un crooner. Un auténtico y atípico crooner. Un apátrida. Taiwanés de nacimiento, canadiense de residencia. “Realmente no tengo un lugar en el que pueda decir que he nacido y me he criado. Solo piezas de un collage de imágenes, paisajes y lugares que trato de juntar, en un todo“. Un crooner que envuelve sus trabajos en bruma y niebla, con una alta humedad relativa. Un lo-fi reverberizado, sexual. Un rock & roll de los años 50 y algo de distorsión. Algo de la Velvet tambien. Llevado al extremo, en ocasiones.A la estridencia. A la atmósfera. A las capas de sonido. A lo experimental y evocador. A la cinefilia.
 
En Badlands, trabajo editado por Zoo Music, el señor Alex Zhan Hungtai propone 8 temas, 8 canciones que analizaremos a continuación: 
 
Speedway King
 
Golpes metálicos y velocidad. Golpes que resuenan en la propia carne. Atmósferas, que envuelven todo. Reverb y dicción de Elvis. Un Elvis predicador. Un Elvis predicador clamando sobre un púlpito. Un crooner que canta elevado a otra dimensión. Sobreexcitado. Hablando con los dioses. Como una plegaria. Velocidad y huida. Road Movie. Que acaba con el sonido de fondo de una estación. De un tren alejándose.
Os dejo el video oficial,grabado y dirigido por el propio Alex Zhan Hungtai (http://www.youtube.com/watch?v=-21bI_7YP6s).
 
Horses:
 
Persecución. A caballo. Bajo la influencia. Ritmo y algo de soul. Oscuro. Lo-fi. Capas de sonidos. El ritmo no para. Inspirado. Explosiones. Susurros con los ojos llenos de niebla. Intimidad dentro de la velocidad. Sigue la road movie. Gallitos. Ruidos de matamoscas. Explosiones. Hay algo nuevo en la ciudad. No sé lo que es. Pero quiero probarlo.
 
– Sweet 17:
 
Canción de amor para una lolita. Homenaje al programa de MTV Sweet sixteen (esta información no ha sido contrastada con el autor ni con la cadena, podría decirse que es una hipótesis). Es una fiesta. A los 17. A la ilegalidad. Fiesta con restos de sangre en la moqueta.
 
– A Hundred Highway: 
 
Guitarras desvocadas y susurros.Viaje con accidente. Estridencia final y sensibilidad.
 
– True Blue:
 
Balada triste, falsetes. El viaje se calma. Da tiempo a mirar. Os dejo el link al video oficial (http://www.youtube.com/watch?v=rTch7g_gkfU).
 
– Lord Knows Best:
 
Otra balada. Oscura. Se denotan influencias de Twin Peaks. Otra con video oficial (http://www.youtube.com/watch?v=NLEP2riNxxM).
 
-Black Nylon:
 
Canción instrumental. Beats distorsionados, teclados. Banda sonora original. Una marcha firme y misteriosa. Te pasa rozando, pero te marca.
 
Hotel: Golpes marcados pero atenuados. Canción instrumental de despedida.
 
Badlands es un auténtico viaje al interior de la mente.  Un viaje de música audiovisual. Música de cine. Cine-música. Musicine. Una obra de arte. 
 
PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10.