DESTROYER – KAPUTT

DESTROYER - KAPUTT

Kaputt irradia efluvios. Vapores. Creo que hay una teoría para los efluvios. Para todo hay una teoría. Es de William Gilbert. Gilbert sostenía que las propiedades electromagnéticas de los cuerpos eran fruto de emanaciones que provenían de esos mismos cuerpos. Las emanaciones rodeaban el cuerpo y afectaban al comportamiento de otros cuerpos. Kaputt emana efluvios, partículas invisibles, inmateriales, sutilísimas, que al escucharlo afectan el propio comportamiento y al de todo aquel que lo escuche.
Kaputt es el nuevo LP de Destroyer. (¿Quién le ha puesto el nombre a Destroyer?. No viene al caso. Habría que matarlo. ¿Qué le pasaba en la cabeza cuando decidió ponerle un nombre así?. ¿Fue después de una noche de amor de metal?. En fin)
Destroyer es como un vino. Un vino en una copa. Un vino tinto en una copa. Un vino tinto en un copa, de noche. Puedes escoger otro licor o espirituoso en la copa. Pero la noche se queda, siempre en el paladar. Kaputt sabe a noche. Y tienen la particularidad de reportar a ese estado. A esa noche. A esos efluvios. A esos pensamientos y esa trascendalidad. A ese momento anterior. A la preparación del momento. Al momento en que todo puede pasar. La banda sonora perfecta para ese momento.
No diremos que es música para follar. Nadie lo dirá aquí. No seré yo quien lo diga. No encontrarás eso aquí. Pero obviamente lo es. Aunque lo neguemos. Una y otra vez lo negaremos. Destroyer sabe a noche y sabe a ochentas. Esos ochentas británicos o americanos. Esos ochentas de aquí en cuanto a los teclados. Esos ochentas de allí, con la sección de vientos, trompetas. Hay algo de Chillwave, de jazz incluso. De synth pop. De indie pop. Puede que recuerde, de forma contemporánea, a Toro y Moi, Washed Out, Twin Shadow, pero es el noveno álbum de Dan Bejar, responsable de Destroyer. Y Dan Bejar lleva haciendo esto mucho tiempo, con matices más electro en otras ocasiones, más soft rock. Pero el canadiense lleva mucho tiempo haciendo esto. Parando los tiempos. Dejando que fluyan las notas, procesando los efectos en capas de forma casi nimia, creando atmósferas. Dejando que fluya la melodía. La melodía es la actriz principal, mientras el resto del elenco lucha por brillar en su pequeño papel. Cabe recordar las otras caretas de Dan Bejar como integrante de The New Pornographers y Swan Lake.
A mi Kaputt Me recuerda a Luz de Luna, la serie de Bruce Willis y Cibyl Sheperd. A  la banda sonora de Luz de luna, que era responsabilidad de Al Jarreau (http://www.youtube.com/watch?v=NFiu0L7zJX8). Hubo un momento, en las series y películas americanas, que sólo se ponían cariñosos si había un solo de trompeta de fondo, con unos teclados de fondo y alguna sombra. Nadie follaba en la tele sin una trompeta haciendo un solo de jazz y alguna sombra.
Cabe mencionar la increíble voz de Sibel Thraser que derrocha timbre y dulzura en todas las canciones que interviene y empasta perfectamente con la de Dan Bejar.
En cuanto a las canciones, Chinatown y Blue eyes son las más redondas, las más pop, con todos los adherentes citados anteriormente. Kaputt, por su parte, es la canción que da nombre al LP y la que han escogido para el video de presentación, pero yo me quedaría con los dos anteriores.  No destacan mucho una canción sobre otra. Son muy homogéneas. Así, Savage night at the opera o Songs for america merecen también ser destacadas y escuchadas. Por poner un contrapunto, sería la canción con la que Destroyer cierra el disco, Bay of pigs, en la que se muestra más experimental, con más de 11 minutos de atmósferas, sonidos cósmicos, espaciales, en un diálogo al oído que acaba siendo llevados a terrenos disco.
Gran disco. Una delicia para las noches de verano.
Os dejamos aquí el video, ese sueño adolescente y nerd, que han sacado para Kaputthttp://www.dailymotion.com/video/xggavg_destroyer-kaputt_mus
PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10