DAUGHTER – NOT TO DISAPPEAR

Daughter

Nuestra puntuación

8

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

El pasado 15 de enero fue el día elegido por la banda británica para volver a despegar con su segundo álbum de estudio. Tras el éxito de If You Leave (2013) en el que se incluyen canciones que forman parte de todas nuestras playlists como Youth o Human, Daughter vuelve a inundarnos con la sensibilidad que los caracteriza en un disco cargado de intimismo y melancolía, pero en el que la banda persigue la universalidad de su música. Es una obra con letras que salen de los sentimientos individuales de quien las canta para buscar la empatía de quien las escucha y con las que cualquiera podría verse reflejado. Según el propio Igor Haefeli, el guitarrista del trío, “aquel primer disco era mucho más de invierno, de paisajes y postales de campo, mientras que este es más urbano, de estar rodeado de estímulos constantes y aun así sentirte aislado y solo.

La portada es una obra de acuarelas de tonos oscuros que recuerdan a los colores de una ciudad cuando cae el sol y donde sólo la Luna y unas cuantas farolas iluminan las calles. El tracklist compuesto por diez canciones está lleno de sonidos orquestales que recrean una vez más la atmósfera oscura que rodea a Daughter tanto en estudio como en sus directos. El tema que abre el disco, New Ways, es quizás una alegoría a esta nueva etapa de la banda, en la que busca reinventarse sin perder su primera esencia. Numbers y Doing The Right Thing fueron los dos adelantos previos que pudimos escuchar. La primera, de estribillos marcados, puentes rápidos y la segunda, con una atmósfera espesa que se rompe con el juego de guitarras y sintetizadores. Las canciones que les siguen son algunas de mis favoritas de todo el disco, How y Mothers son esos lugares a los que uno va a encontrarse a sí mismo y a escapar de todo lo que le rodea. Mientras que Alone/With you es el doble sentido de una relación en la que a pesar de estar con alguien, te sientes más solo que nunca. Todo lo contrario que la canción que cierra el disco Made of Stone, en la que la misma Elena, parece decirnos que lo realmente triste de sentir, es no ser capaz de sentir nada.

Desde que se lanzó el trabajo, no dejo de escucharlo en repeat, pues es, desde la primera de las canciones a la última, una noria de emociones de la que me quedo con New Ways, Fossa o Doing the Right Thing. Para todos aquellos a los que el audio les sepa a poco, la gira que llevará a Daughter por Europa hará una única parada en España el 2 de junio en la próxima edición del Primavera Sound y que yo, personalmente, espero no perderme.

Mientras, invito a todo lector a disfrutar de esta playlist a solas, o acompañado, en una habitación oscura o a la luz del día en plena calle, pues sea como sea, Daughter llena con su música algunos de nuestros rincones a los que sólo bandas como estas consiguen llegar.

Escúchalo aquí: