Com Truise – Iteration

Nuestra puntuación

8

Tres años después de su último material nuevo, Seth Haley (alias Com Truise) lanza un nuevo álbum fruto de la experiencia en el mundo de la música. Hacía más de cinco años que no publicaba un LP, pues sus trabajos anteriores apenas tenían un puñado de temas o remixes, lo ha hecho demostrando que lleva más de una década enseñando su música y que cada vez está más y mejor desarrollada.

Este álbum representa el estilo del músico, un synthwave cargado de teclados, melodías y armonías sintetizadas y ritmos muy constantes a medio tiempo dando el toque chill que lo caracteriza. Quizá peque del uso de ritmos similares y algunos de sus temas suenen demasiado constantes, pero no por ello pierden valor, pues hasta sus melodías detuned (ligeramente desafinadas) suenan agradables y compactas dentro de los temas.

Doce son los que conforman este largo y doce son los que demuestran la actitud fiestera de C. Truise ante la calma de su tempo. Para los amantes del synthwave el LP no puede ser más fiel al estilo, el rey ha vuelto y bajo el título de Iteration.
La caja de ritmos ha vuelto a sonar y, tal como demuestra el tema de apertura …Of Your Fake Dimension, nos transporta a los años ’80, a los neones de la época, pero con una calidad de audio digna de nuestro tiempo. Frente a temas como el ya menciona se encuentran Syrthio o Propagation; que suenan más movidos (probablemente fruto del abuso del hi-hat de la caja de ritmos). Encontramos otros más sosegados y atmosféricos como Dryswch o Usurper los cuales, aun con movimiento de base, se centran en los sintetizadores del fondo y no tanto en melodías muy definidas o arpegios.

Los dos singles de este trabajo, Memory e Isostasy, no son ni por asomo el reflejo fiel de este álbum, pues cada tema tiene una identidad propia que merece la pena disfrutar. Si bien son un gran adelanto, y más teniendo cuenta que no muchos esperaban el regreso de este artista, aunque más fueran los que lo ansiaban, ambos funcionan como preludio a algo mayor. Es más, en el disco están camufladas entre el cuarto y quinto puesto de la docena.

Este disco es un gran trabajo para los fans del género y un gran resultado para el artista, pues los pros superan los contras que no llegan a contarse con los dedos de la mano. En casi cincuenta minutos el músico ha sabido recrearse y dar al público lo mejor que sabe hacer, synthwave puro y duro que tan bien nos hace bailar como nos relaja gracias a la diversidad de los temas del largo.