BURIAL – RIVAL DEALER

Burial

Antes de acabar el 2013, el 11 de diciembre, nos llegó un regalo de Navidad por adelantado de Burial (pseudónimo de William Bevan, uno de los mejores productores de electrónica de los últimos años). Esta sorpresa se trataba de su séptimo EP, llamado Rival Dealer. Este trabajo llegó en un momento ideal, cuando el panorama musical, en general, estaba bastante desierto; rematando de esta forma el 2013, con uno de los mejores EP del año pasado. Siguió la misma estrategia que su anterior EP, Truant, ya que también lo publicó a finales del 2012.

Como sus anteriores trabajos, grabó el EP bajo la discográfica Hyperdub. Contiene tres canciones, pero que la cantidad no os engañe, pues dos de ellas duran más de 10 minutos cada una, y la otra un poco menos de 5 minutos. Con este disco, aunque se mantiene fiel a su estilo personal, ha sufrido una variación del sonido de lo que había publicado hasta ahora, hay una clara evolución musical. Las tres piezas forman un conjunto, hay coherencia entre ellas. Relacionado con esto, Burial declaró en un programa de la BBC Radio 6 sobre Rival Dealer: “quería hacer canciones contra el acoso, que pudieran ayudar a algunos a creer en ellos mismos, que no estuvieran espantados, y que no se rindieran, y que supieran que hay alguien a quien les importa y que están cuidando de ellos“.

Antes de escuchar esta EP, coged unas palomitas y poneos cómodos, pues las sensaciones que tendréis será la de estar viendo una película. Lo que ha conseguido Burial con este disco conceptual es contar una historia, crear una placa narrativa que llevará el espectador por diferentes fases y regiones. Es similar al funcionamiento de una banda sonora, mientras va sonando, es inevitable imaginarte todo un seguido de acciones de lo que podría estar pasando a la vez que suenan las canciones que forman Rival Dealer. Y no sólo los sonidos ayudan a ir desarrollando una historia, pues también son piezas llenas de texto que hacen más fácil la tasca de imaginación narrativa.

Completando este atributo, Burial también ha sido capaz de crear piezas que transmiten gran cantidad de sentimientos (característica que se encuentra poco en bastantes de las canciones electrónicas actuales). Cuando se escucha Rival Dealer, se pasan por diferentes etapas emocionales: de las más tranquilas y relajadas, a las más emocionantes y excitantes. Tal y como pasa en la vida misma (o, siguiendo la comparación de antes, como en las películas). Las emociones no son lineales; van variando según el momento.

La primera canción, de más de 10 minutos y que recibe el mismo título que el EP, es un conglomerado de diferentes capas de sonido dividiendo la canción en 4 partes, empezando por música que provocan la locura de la gente provocando que se levanten y corran, siguiendo por unos fragmentos mucho más calmado y rozando lo onírico, para acabar con oscuridad. Esta canción es un claro ejemplo del boceto narrativo que crea este disco; a lo largo de estos 10 minutos el espectador va imaginando diferentes tipos de escenas según el ritmo que tenga la música en aquel momento.

La siguiente pieza, Hiders, la más corta de las 3 (dura 4 minutos y 43 segundos), es más luminosa y tranquila. Lo que empieza con un sonido parecido al de la lluvia, va evolucionando en más y más sonidos hasta convertirse en una pieza que roza el synthpop y con ritmos propios de hace más de dos décadas. La pieza más tranquila de las tres, pero no por eso la menos interesante.

La última canción de Rival Dealer es Come Down To Us, de 13 minutos, la más larga y, se podría decir, el tema romántico del disco (la pieza comienza con una voz femenina angelical diciendo “¿Dónde estás, por qué no vienes a mi?”. Una balada triphop con toques orientales que, hacia la mitad, se produce un silencio para hacer un cambio de registro, dividiendo la canción en dos partes. A lo largo de esta canción se van repitiendo mensajes de autoaceptación, siguiendo la idea que expresó Burial en la BBC. Todo acaba con el discurso que dio Lana Wachowski en una gala de  los Human Rights Campaign.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10

Escúchalo a continuación: