BROKEN BELLS – AFTER THE DISCO

Broken Bells

En general, la unión de dos artistas de renombre, también llamados ‘supergrupos’, duran poco o sus éxitos tienen una repercusión muy pequeña. Este no parece ser el caso de Broken Bells. Aproximadamente 4 años después de su álbum debut, Broken Bells, el proyecto musical compuesto por el productor Brian Burton (también conocido como Danger Mouse) y James Mercer, el vocalista de The Shins, publica su segundo disco, After The Disco.

Mercer hizo un cambio de enfoque de la música de sus orígenes con este proyecto. Evidentemente, un papel importante de esta variación lo tiene Brian Burton. Dos artistas con un estilo musical muy diferente, uno es una de las voces del indie rock, el otro es uno de los productores más importantes de la electrónica y el hip hop. Pero, posiblemente, la unión de estos dos artistas es de las más compatibles que haya actualmente, creando un sonido nuevo.

Ya en su álbum debut se apreciaban las inclinaciones electrónicas de Burton, las cuales se establecieron como sonido principal de la banda, con percusión y teclados acompañados de la voz de Mercer. Este segundo álbum es mejor que el anterior; se puede ver un mejor resultado gracias a que los dos artistas se conocen más entre ellos. En After The Disco encontramos este sonido nuevo con lo mejor de los estilos personales de Mercer y Burton. Un disco que seguramente gustará a los fans de los dos artistas. Un álbum que empieza muy bien; posiblemente demasiado, ya que todo lo que viene después parece más flojo, debido a la calidad de las primeras canciones.

Aunque en el disco hay diferentes motivos y canciones variadas, posiblemente un tema se repite más que otros: la confrontación de la desilusión y la decepción. Esto se puede ver en temas como Control, The Remains of Rock and Roll y Leave It Alone. Las dos últimas, además, se separan un poco de las otras canciones, pues en la penúltima se pueden escuchar rasgos típicos del R&B y la última se deja influenciar por un folk americano tradicional.

Dos canciones a destacar del segundo álbum de Broken Bells. Una es A Perfect World, el tema que introduce After The Disco. Se trata de una pieza con un fondo electrónico que harán pensar a más de uno con temas de Kraftwerk o los inicios de New Order. Una canción protagonizada por los sintetizadores y un final de lo más pegadizo. Posiblemente es lo mejor de este disco.

El otro tema a comentar es Holding On For A Life, uno de los singles de presentación de After The Disco y la tercera canción del tracklisting. Una pieza que bebe del disco más clásico, de los setenta. En esta cogen importancia las tonalidades, propias del falsete, que llega a coger la voz de Mercer, parecido a lo que conseguían hacer los Bee Gees en su tiempo. Tiene un estribillo muy pegadizo, provocando que, quien lo haya escuchado, no pueda parar de cantarlo.

Retomando tal y como se ha empezado este artículo, Broken Bells no es un ‘supergrupo’ más. De momento, siguen en activo, pues acaban de publicar su segundo disco; y no han bajado la calidad, justo el contrario. Ojalá no se les acabe la energía a Mercer y Burton, seguro que aún tienen mucho talento para dar y mostrar.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7,5/10