Brand New – Science Fiction

Nuestra puntuación

9

8

Hay bandas que vienen y van a placer. Sacan un álbum, se separan y publican en solitario, vuelven a unirse años después para celebrar un aniversario… Otras por el contrario desaparecen si más y no hay noticias hasta que una casualidad explota en la red y la mecha prendida anuncia un regreso cuanto menos inesperado.

Bien¸ pues Brand New son una fusión de ambos. Desde que publicaron su aclamado LP Daisy en 2009 muchas han sido las promesas de nuevo material y pocas las concluyentes hasta ahora. En 2014 anunciaron su vuelta al estudio de grabación y no ha sido hasta este año que hemos visto un resultado firme, pues su discografía en este impase se ha nutrido de demos. Tras esta brecha de ocho años llegan con Science Fiction, su quinto LP.

Todo no podía ser bueno en una banda que va y viene o que misteriosamente desaparece de escena. Tras varias pistas de que su carrera tenía puesto un limitador su vocalista, Jesse Lacey, puso fecha al fin de una carrea. 2018 supondrá la separación, o así han indicado hasta el momento, y Brand New ha decidido dejarnos con este gran final. No sabemos si esta promesa se cumplirá, pues este álbum tenía previsto salir en 2016 y no ha sido hasta un año después cuando se ha podido escuchar en plataformas digitales. Y sí, en la red, hasta octubre no podrá adquirirse en formato físico y como compensación de este nuevo retraso la banda decidió repartir 500 copias numeradas a algunos de los fans que reservaron el vinilo.

Este cd contiene una única pista de más de 60 minutos de duración bajo el título 44.5902N104.7146W, coordenadas del Devils Tower National Museum de Wyoming, sitio icónico por la película de ciencia ficción de 1977 Encuentros en la Tercera Fase.“Esta cinta narra un sueño que se produjo cerca de la terminación de aproximadamente 400 horas de terapia intensiva individual. Ahora, la paciente relata su sueño…” Así comienza este LP que abre con el tema Lit Me Up. Tras él, las letras de Jesse Lacey llevan al oyente por un mundo plagado de miedos al más puro estilo psiquiátrico. No es tan traumático como puede sonar, pero sí que es un buen análisis del interior de una o varias mentes traumadas por distintos males.

En el caso de Desert, por ejemplo, el protagonista es un padre que intenta educar a sus hijos en el bien de Dios y lo hace con ideas homófobas. Muchas preguntas circunstanciales rodean las letras de este largo así como grabaciones al más puro estilo forense. Lacey ha dado a las letras un carácter introspectivo con toques existenciales, pero para nada se sienten melodramáticas y la esperanza de la que habla se siente verdadera. Alberga muchos monstruos y terrores compartidos por los miembros del grupo así como otros imaginados por que suenan reales y hace que sean muy disfrutables cada uno de sus temas e historias.

Por su parte, la instrumentación suena redonda apoyada en la reverberación, dando sensación de pensamiento en muchos casos. Se nota una buena producción de la mano de Mike Sapone y, pese a que no conocemos en que estado se encontraba hace medio año, nadie puede negar que la insatisfacción que llevó al retraso ha desembocado en un buen producto final.

El hecho de que en una docena de pistas disfrutemos de una hora de música, habrá quien más y quien menos considere, añade un nuevo tanto al marcador de Brand New. El punto negativo no es tanto su música como los retrasos que ha acarreado su lanzamiento. Dicha demora ha elevado las expectativas y más sabiendo que el reloj corre y el fin de la banda se acerca, a menos que cambien de opinión entre sus idas y venidas. Es un gran álbum y lo es como cierre de una carrera, su contenido poético lo hace diferente y su música deja al grupo en muy buen lugar, eso sí, ¿es el producto magnífico y único que muchos se prometían?