BLANK DOGS – LAND AND FIXED

BLANK DOGS - LAND AND FIXEDLo primero que me llamó la atención de Blank Dogs fue su creador: el multiinstrumentista experimental Mike Sniper, escondido bajo máscaras y también bajo la sombra de New Order o sonido a lo vieja gloria. Sí, lo parece en muchos momentos o en algunas cosas, sino fuera por el sonido más descafeinado que nos presenta en este su tercer trabajo Land and Fixed.

Empieza con Goes By, bonito sintetizado tema con ritmo a lo “tan tan tan” que acompaña a la voz avant-garage, único tema con sensación de alegría de todo el disco. Los sonidos metálicos como en Collidies son bastantes comunes en todo el largo, siendo éste uno de los más new age del trabajo, así como también Insides, que parece creado con el programa wave (¡¡¡el software de música más creativo del mundo!!!). De éste, me ha llamado notablemente la atención las dos interrupciones, donde hace de la distorsión un muy buen y valorado ritmo acompañado del coro repetitivo con voz desganada y de taquicardia.

Algunos temas como Longlights, con ritmo suave, sonido más oscuro y una voz alejada; o como Northern Islands, donde los instrumentos suenan más nítidos y donde menos está presente esta especie de sonido sucio que pretende parecerse al lo-fi; o también el tema Languages con sonidos muy repetitivos, hacen que empieces a perder atención y dedicación al disco. Y para mi, y sintiéndolo mucho, Blurred Tonight. No está mal… pero aburre mucho al final.

La cosa varía algo una vez llegado a Elevens. ¡Me quedo muy sorprendido! Esta introducción es igual que el principio de un viaje a “lo porro de marihuana” o gusto del consumidor. Son 2 minutos y cuarenta y tres segundos de momentos sólo instrumentales rellenísimos de ruiditos eléctricos adorables. Y después de ese paro en el camino con Elevens, en Out the door volvemos al lo-fi casi experimental, pero mucho más melódico en este tema. Hay que darse cuenta para apreciar a Blank Dogs las pequeñas incursiones metálico-melódicas, como aquí o en el mejor de los temas (como ya he dicho en Elevens, que claramente es mi preferido).

Cuando empieza All Around, no sé si estoy escuchando a un descendiente de Emir Kusturica o una orquesta de baile de pueblo con los instrumentos desafinados, no es hasta el final del tema donde me doy cuenta de que es la canción donde más han hecho lo que realmente les ha salido de dentro y, por esa misma razón, propongo un aplauso para este All Around.

Through the Wall parece el más sentido y armonioso. Cada golpe de instrumento puede invitarnos a la experiencia de romper un muro, pura adrenalina. Es la canción más caótica del disco y donde el despropósito se acentúa más, acompañada de una voz suave y melancólica. ¿Qué me decís de ese pequeño optimismo de voz?.

En general, me da la sensación de que han grabado en lo-fi debido que intentar hacer un sonido mejor suponía demasiado trabajo, como si se tuviera que acabar de grabar rápidamente para irse de vacaciones a un lugar alejado y oscuro. No por convicción. Como en las películas americanas de escritores, donde sus editoriales llaman a éstos para que se pongan las pilas con la entrega de un nuevo producto.

Blank Dogs, como otros grupos de Brooklyn, visitan el Primavera Sound este 2011 y es una buena excusa para verlos si ya estas ahí y, pese a que es un disco que para encontrarle el punto bueno debes dedicarle unas cuantas escuchas, a mi parecer es sin duda un trabajo para llevar en el Ipod por la calle, donde no debes prestarle atención constante o quizás para tenerlo muy muy de fondo.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 5/10

Escrito por
Más de Carles Grau

The Decemberists: De “The King is Dead” a “Long Live the King”

En estos tiempos que corren, sobre todo desde que conseguir música no...
Leer más