Biffy Clyro – Opposites

Estupefacción, deseo, encanto, desesperación, aburrimiento, subidón, interés, apetencia, ruptura, duda. Opposites es un carrusel de sensaciones cambiantes que te sumergen en un recorrido musical por el pop más purista y actual con una sensación ambigua de satisfacción y desesperación. Todo comienza con una hermosa portada conceptual marca de la casa. Como un objeto de deseo, algo bello que poseer y que contiene la esencia de una banda de potencial extraordinario. Pero este disco no es un ejercicio experimental. Es puro alcoholismo musical, y no precisamente por la adicción de alguno de los integrantes de la banda. Un doble disco siempre es un reto de coherencia por parte del autor y de paciencia, en ocasiones, por parte del receptor. Y más en este caso, donde cada cd es divisible mediante un título, aunque no en el enfoque.

Momentos brillantes breves y poca innovación en The Sand at the Core of Our Bones. En literatura equivaldría a Ken Follet, no encuentras nada que no sepas ya ni aporta ninguna mejora a todo el pop que hayas escuchado antes. Es un producto masivo y lo sabes. Tiene una mimada producción y una banda a medio gas creativamente. Tiene su encanto pero, acaba este primer capítulo y tienes la sensación de que no te vas a encontrar nada del otro mundo en The Sand at the Core of Our Bones. La sensación no se hace realidad, sólo a medias. La uniformidad sigue imperando aunque tiene un tono más oscuro y alguna sorpresa agradable que produce que se acentúe el carrusel emocional que supone este LP un tanto irregular.

Buscando un indie más decadente me encontré con el primer tema de Opposites. Different People es un tema que se ajusta a mi búsqueda por ese aire alegórico que la envuelve, aunque tiene un tufo Coldplayero, oculto y subyacente que desilusiona por momentos, hasta que su aire progresivo aumenta la distorsión. Black Chandelier la has escuchado muchas veces con anterioridad. Con otros nombres y en otras circunstancias. Es un tazón de Muse descafeinado y con sacarina. No obstante, es una canción que volverás a poner. Siguiendo con el manual, Sounds Like Balloons continúa con esa ambición de la banda de agradar a su público por la vía rápida. Sonido british 100%.

Si andas buscando algo más melódico y con algún guiño folk, escucha Opposites, el tema que da nombre al álbum es un contrapunto necesario y tiene una fragancia cautivadora que se incrusta felizmente en tu cerebelo. Uno de los pocos temas realmente personales del disco.

Volvemos al indie más fresco con The Joke’s On Us, una pieza muy californiana que tiene un ritmo acelerado idóneo para ponerte a tono antes de salir de casa. Por su parte, Biblical es un tema intrascendente. Sólo tiene sentido en la línea argumental del LP, pero fuera de él me parece demasiado liviano como para funcionar por sí solo. The Thaw es totalmente opuesto a Biblical. Es una preciosa melodía llevada con buen tino por un acompañamiento vocal que desprende nostalgia.

Imprescindible al igual que The Fog. Curiosamente, el ritmo pausado le sienta bien a Biffy Clyro en este álbum. La pausa que le ponen a estos temas les da un tono muy peculiar lleno de influencias más que interesantes y muy reconocibles. Su contrapunto son la festiva A Girl and His Cat, que peca de fervor adolescente cerrando la primera parte del doble disco y Stingin’ Belle, que aporta un poco de ruido a la apertura del segundo episodio del disco.

Esa segunda parte que, lejos de servir de relleno, nos sumerge en un decorado similar pero no clónico a su predecesor. A pesar de ello, aporta poco a lo anteriormente expuesto. El ritmo hispano de Spanish Radio le confiere un halo exótico. Con los años se convertirá en el típico tema del que nos reiremos al recordarlo. Modern Magic Formula continúa insistiendo en la percusión descontrolada y el ritmo acelerado que decora el disco pero tiene un sonido más rudo. Victory Over The Sun y Pocket son ejemplos de indie maduro. Son más loables que la mayoría de los temas del disco pero pecan de escasa innovación. Todo lo contrario que Trumpet or Tap, un tema más reposado y con un refinamiento más sofisticado que desearíamos que anticipara nuevos caminos a seguir por la banda en un futuro próximo. Un tema preciosista que anticipa a la joya oculta del álbum. Skylight o cómo hacer una balada pop sin concesiones a la sensiblería y con unos adornos arriesgados por su singular elegancia. Le acompaña en la pretensión melódica Accident Without Emergency, un tema a medio camino entre el rock y el pop que consigue su propósito: quedarse a medio camino. El LP lo cierran dos temas muy similares. Woo Woo y Picture a Knife Fight, dos temas para menores de 20.

Todavía no soy muy consciente de en qué momento emocional me encuentro tras escuchar Opposites. Un disco que te provoca tantas sensaciones no puede ser malo, pienso yo. Pero no debo olvidar ese aire a decepción y hastío que me recorrió el cuerpo durante varios tramos del tracklist.

Si se pudieran resumir 20 canciones en una frase quizás lo más apropiado para definir este último trabajo de Biffy Clyro sería: Manual de cómo hacer un disco indie para que venda bien y triunfe en las listas. Otra reflexión que me viene a la cabeza es la certeza de la fina línea que separa ser fiel a un estilo de imitar uno. A pesar de todas estas comeduras de cabeza que me ha supuesto Opposites, he de reconocer que más de un tema de los que he escuchado hoy volverá a sonar en mi casa. No siempre sucede. Y eso sólo puede significar que estamos ante una banda que aún debe madurar su talento, pero que indudablemente tiene tablas para sacar cualquier tipo de proyecto adelante, por muy irregular que sea.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10

  • alvaro

    revisad bien todo porque ve0 muchos fallos en nombres de canciones…