BEN HOWARD – OLD PINE EP

BEN HOWARD - OLD PINESi hay algo destacable de Ben Howard, tras la publicación de su primer EP en 2010 (These Waters), es que parte de la sencillez absoluta.

Ben Howard bebe del surfing, aunque para los no practicantes, casi con total probabilidad, éste no sea un dato de especial relevancia. Sin embargo, los que conocen la sensación que supone dejarse envolver por una ola de manera profesional o como aficionado y la pasión, el respeto y la lucha que conlleva sabrán apreciar lo citado, la sensibilidad que se proyecta sobre otros campos artísticos va, inevitablemente, ligada.

Su carrera como compositor empieza hace unos años en Inglaterra, concretamente en Devon, lugar del que procede. Además de recorrer el mundo de costa a costa y ser reconocido dentro del universo del deporte, consigue que un famoso canal de televisión británico se enamore de su música. Facilidades entonces, y no es para menos.

Las voces le sitúan en un puesto de merecido privilegio dentro y fuera de las listas de éxitos con la publicación de su primer EP. Sus impecables directos terminarían por conquistar a los señores de Island Records, sello que secunda este nuevo trabajo. (“Me gustaba pensar que podría estar en una compañía que tiene en su catálogo referencias de gente como Nick Drake o John Martyn”).

Después de un año vuelve con Old Pine (2011), casi con la misma base que nos regalaba con anteriores trabajos pero con una nueva chispa de instrumental en aumento. Enraizado dentro del folk más intimista y la fuerza de las caricias del jazz. Impecable. Su voz, más experimentada, suma positivismo en las historias, que venían oscuras y atravesadas. A pesar de firmar melodías que invitan a la soledad o a los vuelcos interiores, esta vez la sensación es de crecimiento, de felicidad, de alegría, de sutileza, de bienvenida.

Acompañado por su amigo Chris Bond (bajo y percusión) e India Bourne (chelo), se puede uno hacer a la idea de cómo introducen tema a tema los cuatro cortes que componen el nuevo álbum, Old Pine, Further Away, Follaton Wood y Three Tree Town. Disfrutables parte a parte.

Las cosas hechas con cariño siempre son mejores. Casi por completo la diferencia entre autores, a grandes rasgos, está en el alma. Y desde luego Ben Howard conoce las prioridades.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10