ARCHITECTURE IN HELSINKI – MOMENT BENDS

ARCHITECTURE IN HELSINKI - MOMENT BENDSEl nuevo trabajo de Architecture in Helsinki es simplemente como un viaje, es como el típico documental de final de década que dan en Informe Semanal, un viaje por las noticias más importantes de la década pero, en este caso, un viaje por los sonidos enlatados desde los 80 hasta los 2000.

El disco empieza con sonidos súper suaves en Sleep Talkin. La voz es relajada y muy popera, coros pasados de moda y sonidos sintetizados acompañados de grititos vergonzosos, que realmente te ponen las pilas y te hacen sonreír. Yo lo pondría perfectamente de banda sonora en una serie como Glee o High School Musical, igual que I Know Deep Down. Canción con mucha fuerza, sonidos sintetizados y coros que se expanden en los estribillos. La voz femenina de Kellie Sutherland da aun más sensación de musical de Hollywood hecho película para adolescentes.

Desde la lejanía, empieza That Beep. Me gustaría que la escucharais y me dijerais a qué os recuerda, no puedo conseguir dar con la respuesta exacta, no sé si es el sonido, quizás la voz un poco más a lo post punk alejada, algo así como un Pavement o similar. Hay una “marcada” bastante interesante en medio del tema de explosión ruidosa… pero hay algo que me recuerda muy agradablemente a algo o alguien. Lo más interesante del tema son esos movimientos de décimas de segundos bastante robóticas.

Por desgracia, con no demasiado ritmo, se rellena de forma bastante molesta vocalmente toooodo el tema en Denial Style. Un empacho de sampler. Pero si lo que están buscando es repartir felicidad, Everything’s Blue es la canción elegida. La que más feliz puede hacerte sentir al más estilo funky, sin dejar ese resquicio que tienen de apenados y dándole la vuelta convirtiéndola en muy pop. La voz se acaramela con el sonido láser típico de los 80/90’s. Siempre hay un mini silencio antes que el estribillo vuelva a empezar, la voz se hace aun más melancólica, se unen todos los instrumentos y se le juntan los tan usados, en todo el disco, coros. No sé si todo es azul, pero en verdad casi todo el disco sí es muy igual. Incursiones de voz a lo rollo Prince o de su estilo.

Llegados a este punto del disco dónde suena Escapee. Architecture in Helsinki deciden dar una sobredosis de movimiento, con guiños de rock descafeinado a los noventa, rellenan las canciones al máximo sin perjuicio ninguno. No queda un segundo libre donde sólo participe un elemento usado en ésta. Casi como si fuera la misma continuación de este Escapee, empieza de una atractiva forma Contact High (el single y hit del disco), me atrevería a decir que, empeñados en darle sentimiento y sentimiento a todo el álbum, es en Contact High donde realmente lo han conseguido. Nos presentan solos de teclados, sonido enlatado y como no, coros, coros, coros y más coros. Os recomiendo muy fervientemente que miréis el  video en su pagina web (http://www.architectureinhelsinki.com/). Una estética, como todos ellos y su imagen, excelente, sublime. Muebles de diseño y mucho azul. Contact High es la canción que si escuchas más de un par de veces acabas por no quitártela de la cabeza y tarareas con tan solo intuir el principio. Realmente es la que salva el disco, tengo que decir que me encanta.

En W.O.W. es donde ya encontramos la sensación de década de los 2000. La voz femenina que recuerda al pop suave y delicado a lo The Corrs, por ejemplo. Entra suave y sale aún más suave con la voz de Kellie, y aunque por supuesto hay coros, esta vez han tenido la delicadeza de –por una vez en todo el disco- no abusar de ellos, y siendo este tema el número 10 es bastante de agradecer.  Otro tema que debemos nombrar es YR  go to. No tiene desperdicio de lo pastelera que es. Aquí se ha acabado mi viaje con Architecture in Helsinki, que me han hecho recordar que la música es muy cíclica y hay que prestar atención a estos movimientos.  Pero creo que me he empachado un poco de tanto clin clin clin, así que solo me queda darles las gracias y volver al 2011.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 5.5/10