ANNI B SWEET – OH, MONSTERS!

En una de sus primeras declaraciones hace poco en La Casa Encendida, Anni B Sweet nos contaba que su nuevo disco reflejaría esos momentos duros por los que acababa de pasar entre giras por Europa, América y Japón dejando canciones mucho más oscuras que las que sonaban en su anterior trabajo. El encargado de la mezcla ha sido Phil Vinall (Pulp, Placebo, Radiohead) y en su producción han colaborado Guillermo Galván de Vetusta Morla, junto a  Javier Doria (también a su lado en su primera maqueta) y Angel Luján.

Es el riesgo de abrir capítulos vulnerables, su modo de expresarlo sin caer en el romance ordinario ni la armonía vulgar y  ese sonido personal lo que hace que esta vez ella consiga inevitablemente un momento de asombro. Notamos la oscuridad de Oh Monsters!, ese peso de los ritmos que avanzan melancólicos entre letras dolorosas sobre historias de amor y el paso del tiempo. Sentimos esa sinceridad y sencillez de una Ana López que se presentaba nerviosa al tocar por primera vez sus nuevas canciones.

Sería bonito pensar que ha sido el sentimiento de la propia Anni el causante del salto que supone este disco, partiendo de un Start, Restart, Undo con el que todavía se la consideraba como una artista por madurar, pero es que no solo por ello se constata el potencial de esta cantante que además evoluciona explotando su voz como pocas se atreven e introduciendo momentos instrumentales inesperados después de escuchar hasta ahora melodías del estilo de Motorway o A Sarcastic Hello.

La emoción es el centro de este álbum en el que destacan At Home y Catastrophy of Love por la suavidad con la que encandila el oído; muy cuidada y querida por su público, Locked in Verses, sonando aún más especial que el resto cuando se aisla con su guitarra y desprende su voz en el eco, al igual que al cerrar con Hole In My Room y no está de más la energía de Ridiculous Games 2060.

Las piezas importantes son Missing A Stranger, por ser la que más se aleja de su antiguo folk indefenso sin errar en la fórmula rozando el dream pop con una letra ligera. Tema necesario, a diferencia de otros como que alargan el disco más de lo que deberían, bien podría quedarse en un repertorio de 12 canciones, teniendo en cuenta otras que brillan bajo el nombre de Getting Older, Monsters o incluso, un paso por debajo, Remember de la que nos ofrece esa fuerza sutil y femenina en un último giro imprevisto.

Sabe mal destapar sus monstruos en directo y no encontrar la misma sensación al escucharlos en casa, porque sí, echamos de menos junto a los arreglos esa misma intensidad con la que bailan en el escenario, aunque por suerte para muchos todavía queda gira por delante sin contar festivales como el Pulpop, La Mar de Músicas, Low Cost y Arenal Sound, en los que también podremos verla.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7.5/10

  • Pingback: Últimas confirmaciones para el Santander Music Festival | CrazyMinds. Música indie.()

  • Pingback: LOS MEJORES DISCOS DEL 2012 (Nacional): Del 30 al 21… | CrazyMinds. Música indie.()