Amber Coffman – City Of No Reply

Nuestra puntuación

7

8

Tras haber roto con tu pareja y compañero de banda, y tras haberte separado de tu grupo, muchos artistas habrían optado por una competición a dos voces entre la continuación del sonido del que vinieron y el propio. Este no es el caso de Amber Coffman quién, tras su ruptura con Dave Longstreth y su separación de Dirty Projectors, ha optado por publicar su primer álbum demostrando su personalidad y no una venganza o rivalidad.

Seis años le ha llevado a esta tejana escribir un LP de once temas que, pese a completarse en 2015, no ha podido escucharse hasta después del octavo y homónimo álbum de su antigua banda. A principios de año, en una entrevista para The Guardian, la cantante elogió a esas mujeres del R&B de los años ’90 que, según ella misma, la criaron parcialmente mientras vivía una agitada infancia.

Bien, pues medio año después llega con City Of No Reply, publicado en junio, haciendo honor a dichas mujeres en un largo de 45 minutos de duración con tintes pop de los años ’70 que parece versionado en los ’90 y producido ahora. Amor, pérdida, nostalgia… son temas recurrentes en este disco y no la ira, frustración o miedo lógicos tras su ruptura de los últimos años. Se dio una tregua con Longstreth y éste le ayudó en la producción por lo que, mientras que las instrumentales de Rhythm & Blues soportan la clara e íntima voz de Coffman, algunos aspectos suenan a su antigua banda.

En su portada ya refleja un contrapunto clarísimo. Ella se sitúa en medio de la oscuridad y el día, de las espinas de un cactus y sus flores, del pasado y el presente/futuro. Eso sí, está rodeada por la soledad del universo y del cálido desierto. No polemiza si lo previo o lo que está por venir es mejor frente a lo contrario, ella se encuentra en una ciudad sin respuesta, en City of No Reply. Ya dentro del álbum, el primer contacto es con All To Myself, primer sencillo de este proyecto que cuenta con zumbidos robotizados, crujidos de tambor y las voces de fondo de sus ex compañeros Haley Dekle y Angel Deradoorian.

Miss You embelesa por su línea redonda de bajo, su batería comedida y la clara y dulce voz de Amber Coffman protagonizando la pista. El claro ejemplo de lo pretendido frente al inevitable resultado es Dark Night. Aun con un sonido pop traído desde la influencia de Motown, el tema se sustenta bajo una excéntrica percusión marca Dirty Projectors, ineludible con Longsteth por medio. Aun así, las voces duplicadas dan, a esta canción y a todo el disco, ese toque añejo propio de un R&B clásico y con medidas reverberaciones en su interior.

Por último, cabe destacar la fusión de talento de Coffman a la hora de crear Under The Sun, un tema que demuestra su más alegre voz, su pasión por la guitarra con una gran línea melódica y sus dotes como compositora. Esta pista suena firme y segura y es una prueba más de que, aun haciendo de vocalista mayormente, la norteamericana sabe componer buenas instrumentales.

Por tanto, habrá quien añore un poco de “pegada”, de esa agresividad esperada al saber que Amber se lanzaría en solitario, pero City Of No Reply no suena comedido y es un buen puente entre etapas y un buen comienzo en una próxima carrera en solitario. Esperemos que Coffman siga sus sencillas metáforas, sus dogmas y continúe con nuevos trabajos. “El agua fluye”, “las puertas se abren”, “el viento sopla” o “las flores crecen” son sólo un puñado de ejemplos incluidos en este disco como motivación a seguir adelante.