Alondra Galopa – Ocaso

Nuestra puntuación

7

Ocaso ( Linier Discos ) es el cuarto álbum del dúo granadino formado por Juan A. Salinas y Mónica Navarro. A algunos les sorprenderá, pero es una banda con larga e interesante trayectoria a las espaldas, completada en directo con Álvaro de Blas a la batería y Julio Pérez al bajo. Alondra Galopa ante todo muestran una gran versatilidad y bipolaridad, ya que es la unión de dos especies diferentes. Dos estilos musicales confluyen en este proyecto. Por un lado, Salinas, con unas raíces punk-rock y una larga trayectoria como guitarrista de bandas como Maine, Varaverde, Apocalypse o Galgo, y que también ha formado parte de grupos como P.P.M e incluso recientemente de Neuman. Por el otro, Mónica Navarro, cantante de corte pop, muy conocida en los circuitos de musica de autor, teatros y musicales. Anteriormente, ha trabajado en grupos como Morgana, Hair o Mothers Against Drugs, entre otros. Además, es actriz y cantante en obras de teatro musical como Jesucristo Superstar, Boabdil y Frankestein. 

Este disco es el resultado de un largo proceso creativo, 14 temas, en los cuales vamos descubriendo esa continúa dualidad de estilo y sonido de la que hablábamos antes. En este Ocaso hay temas crudos, muy rockeros y otros acústicos, de belleza pop. Canciones donde prima la voz, pero donde el equilibrado uso de los instrumentos tiene mucho que decir. Alondra Galopa es una banda de voces y guitarras, pero que se deja ayudar por la introducción de la electrónica, con la que crea esas atmósferas tan inquietantes.

Algunas de estas canciones las han ido publicando a lo largo de 2016 como adelantos del LP. Ejemplos son Palabras Sucias, ‘batalla’ entre riffs de guitarra y ritmos de batería con aires noise. O la balada de pop nebuloso Perdí el hilo. El especial y espacial tributo al inolvidable David Bowie con El hombre desde las estrellas, una particular versión en castellano del tema Starman. También habíamos descubierto ya lo oscuro de Nocturno, los ritmos más frescos y vitalistas de Que no y la suave y dulce Alejandra. Ocaso fue el adelanto más experimental, un single instrumental y atmosférico que da nombre al disco y que tiene el título y sonido ideales para despedirlo.

Pero la edición final cuenta otros siete nuevos temas. Como el que comienza el tracklist, Despierta tus sentidos, con la contundencia de una sola guitarra distorsionada. Aquí la voz Juan A. toma protagonismo, como ocurre en Todo es diferente, la canción más ‘Salinas’ del disco, con él tenemos el lado más rock del grupo, también en No hay marcha atrás y Visiones. Esos temas distan mucho de los ambientes pop que nos envuelven con la voz de Mónica, hablamos, por ejemplo, de Estar donde deseas o Despierta, temas melancólicos a merced de guitarras acústicas. El extremo de todo eso es Mentiras, el tema más al desnudo del dúo. Ocaso es un disco que acentúa su particular proyecto, un álbum pop/rock lleno de luces y sombras.