ALLO DARLIN’ – EUROPE

Es fascinante comprobar cómo a veces se puede conseguir tanto con tan poco, con una voz dulce y limpia y unas letras sencillas y directas. El twee pop no ha muerto, junto a Belle & Sebastian o Camera Obscura sigue habiendo cabida para otros grupos como Allo Darlin´.

Su primer álbum salió en junio de 2010 con The Polaroid Song como primer single y ahora nos sorprenden con su nuevo trabajo: Europe.

Elisabeth Morris, cofundadora del grupo Talulah Gosh y excomponente de Tender Trap, es el corazón de este cuarteto londinense. Una voz dulce que narra a través de letras sencillas historias sentimentales. La crisis y el concepto de Europa, que ya vienen siendo un tema recurrente entre otros grupos, aparecen también en este álbum. Las canciones de Morris dejan un sabor agridulce, ensalzan los pequeños placeres de la vida pero también mencionan las grandes desilusiones y cómo muchas veces tenemos que conformarnos sin más. A pesar de la dulzura de su voz y de sus melodías, se cuela esa melancolía propia del twee pop.

Morris, aunque reside en Londres desde 2005, muestra en este disco la nostalgia que siente por su Australia natal y ya desde la segunda canción, Capricornia, se palpa ese sentimiento, esa añoranza: “Could you ever understand how you ended up here, any friend you´ve ever had, has disappeared”. En cambio, en la siguiente, Europe, sale un rayo de sol e invade la habitación de esperanza cuando se escucha: “but it feels like I made it”. Some people say es una mezcla de las dos anteriores, un punto medio entre la nostalgia que cubre de oscuridad el disco y ese rayo de luz que entra a través de una rendija por la ventana. Para Allo Darlin´ cualquier canción tiene un valor añadido por todo aquello que nos hace sentir sobre todo cuando se está enamorado: “a record it’s not just a record, records can hold memories”. A veces las canciones más insoportables nos traen buenos recuerdos, nos hacen sonreír y sobre eso canta Morris acompañada de su ukelele en My sweet friend. The Letter es una confesión amorosa, sincera y directa, es una de las mejores del álbum (“what if I told you i was never cool, and all I wanted was just to have you”). Tallulah vuelve a dejar ese sabor agridulce, ese sentimiento o incluso angustia que nos invade cuando pensamos que ya nada más puede impresionarnos o hacernos sentir algo de verdad (“I´m wondering if I’ve already heard all the songs that’ll mean something and I´m wondering if I´ve already met all the people that ‘ll mean something”). Pero de nuevo vuelve a brillar el sol y llena la habitación de optimismo en Still Young, que nos recuerda que somos jóvenes y que aún tenemos tiempo para todo.

Europe nos hace pensar en esas canciones de nuestro pasado, en lo que esas canciones nos hacen sentir cuando las escuchamos ahora, en lo que sentíamos entonces, a lo que nos recuerdan, aquel tiempo, aquellas personas, aquel lugar. A pesar de la melancolía, Europe deja una puerta entreabierta a todo aquello que aún está por llegar y como dicen Allo Darlin´: “This is live, this is living”. Larga vida al twee pop.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10