DIARIO DE GRABACIÓN: Verkeren (I)

verkeren-600

Como ya sabréis, en Crazyminds somos muy aficionados a descubrir nuevos talentos, a los que nos encanta dar voz para que los conozcáis más de cerca. En esta ocasión os presentamos a Verkeren, un grupo catalán que, si bien comienzan ahora su andadura bajo este nombre, lo cierto es que de novatos nada en el mundo de la música. Pero mejor os dejamos que os lo cuenten ellos mismos. Así que aquí tenéis la primera entrega de este nuevo Diario de Grabación.

CAPÍTULO 1

¡Buenas! Nuestros amigos de Crazyminds nos han pedido que os expliquemos cómo ha sido el proceso de creación de Intervención,  nuestro primer disco. Así que allá vamos.

Desde hace unos años veníamos tocando en Nanook, proyecto anterior a Verkeren. Pero algo lo cambió todo: nos montamos un pequeño estudio de grabación en casa. Dos de nosotros compartimos piso y decidimos darle utilidad a una habitación llena de trastos y de alguna que otra cosa innombrable.

Lo primero que hicimos fue irnos a Masquefa (Barcelona) en busca de toneladas de material aislante y antireverb para las paredes, que trajimos incrustado como bien pudimos en un par de coches. No fue fácil pegar aquello a las paredes, ¡dios! Estuvimos hasta las 3 de la mañana liados y los dedos se nos quedaron más pegajosos que a Spiderman. Menudo coñazo.

Finalmente, nuestro pequeño estudio casero lo completaron un ordenador con ProTools, una mesa de mezclas, un par de micros, unos cuantos controladores midi, algún sintetizador viejuno, una batería electrónica, bajo, guitarras y un sinfín de plugins por explorar… Esto último puede acabar con el sano juicio de cualquiera. Aquí os dejamos un pequeño video (hecho a altas horas de la madrugada en la época de composición de Intervención) para que os hagáis una idea de cómo es:

Siempre habíamos compuesto y desarrollado temas en el local, pero desde que nos montamos toda esta parafernalia en casa la cosa cambió. Empezamos a componer y producir los temas a la vez, lo cual nos daba una perspectiva muy diferente a la hora de componerlos.  Después de unas semanas nos dimos cuenta de que el concepto de música que estábamos haciendo había cambiado hacia algo muy distinto y así nació Verkeren. Aparte de esto, que suena como si hubiéramos tenido una revelación divina (fuimos juntos al mismo colegio de monjas los tres, a veces algún tic se queda), nos faltaba encontrar la última pieza del rompecabezas: un productor adecuado para llevar las canciones al sonido que estábamos buscando.

Dado que, como os podéis imaginar, nuestro presupuesto era ilimitado y podíamos elegir entre los mejores productores del género del mundo, no lo dudamos y nos quedamos con Stefano Maccarrone. No, ahora en serio. La producción del segundo disco de Mendetz (Souvenir) a cargo de Stefano Maccarrone, a pesar de que no tuvo una gran acogida, nos impresionó. El giro estilístico que le habíamos dado a las nuevas canciones, introduciendo cada vez más arreglos electrónicos a la par que baterías y guitarras más bailables, y dado el objetivo de sonido final que teníamos en mente, nos llevó a pensar que él podía ser la persona idónea para producir lo que iba a acabar siendo nuestro primer disco.

A todo esto se le sumó el hecho de que Stefano montó su propio estudio de grabación, Abuelita Studios (si visitan Barcelona no dejen de pasarse por allí), con lo que tras unos meses de largas conversaciones (las conversaciones fueron tan largas que ahora vive con nosotros en el piso antes mencionado, pero esto ya es otra historia…) acerca del sonido que tenía que tener Intervención, nos fuimos para allí a grabarlo. Con Stefano a los mandos en su propio estudio de grabación, el proceso fue rodado. Si nos dejan, en la próxima os explicaremos como fue todo con más detalle.

Finalmente, a finales de enero y después de 2 meses grabando, mezclando y produciendo, salimos del estudio con el premaster del disco en las manos.

Ahora sólo quedaba un pequeño punto por resolver…  ¿a quién coño le va a interesar esto?

Mandamos copias del premaster a varias discográficas y, tras un mes de espera, alguna empezó a mostrar interés, pero vamos, que no fue llegar y besar el santo. ¡Tiempos muy jodidos corren, amigos!

Por fin, y después de que nos vieran en algún directo a principios de julio acabamos firmando por I+D Music. Entre una cosa y la otra habían pasado casi cinco meses desde que finalizamos la grabación, y por fin nuestro trabajo había encontrado su primera recompensa.

Después del verano por fin el disco ve la luz, así que, si leyendo esto has llegado hasta aquí, ¡¡no te queda otra más que escucharlo!!! www.verkeren.com