Crazyminds Opina: Analizamos “One Way Trigger” de The Strokes

Ha sido salir y provocar todo tipo de reacciones, en su mayoría, de sorpresa. Y es que el nuevo single con el que vuelven los Strokes no ha dejado indiferente a nadie. ¿Es una cuestión de evolución o han perdido el norte? Nuestra redacción opina:

José Luis García Zafra: Pase que la mejor voz de la canción sea la del perro de Casablancas contando el ‘one two three’ antes de empezar la canción, pero esa voz de estómago apretado y helio en los pulmones no suena bien por mucho Strokes que sean. Queríamos más de lo mismo y nos han adelantado la canción estrella de la próxima feria de Manhattan (bastante más cool que las españolas). Suena a tecladillo barato y un tanto machacona. Ahora bien, esta canción la hace cualquier grupito debutante y sería su cabeza de disco. Pero son The Strokes y por ahí no pasamos. 4/10


Paula Solar: Honestamente no sé qué decir de este tema, algo me dice que no puede ser, que es una tomadura de pelo de parte de Julian Casablancas y, por otro lado, The Strokes (dos entidades a mi juicio incompatibles). Desde el principio hasta el final de esta canción tengo la sensación de estar escuchando un pastiche de Take On Me de A-Ha y el Muelle de San Blas de Maná dirigido al consumo en barracas de feria. Y aparte de eso me estoy quedando estupefacta viendo como los acérrimos de la banda (y conste que yo he defendido incluso al denostado Angles), esos seguidores, se escudan en la manida excusa de la “evolución”. No os ceguéis, esto es una paletada. Sin más… 0/10

Sara Bengoa: Por favor, que el gatillo de una sola dirección que apuntan los Strokes con este nuevo single me dispare rápido, y así evito pensar demasiado en lo que eran y lo que se han convertido.

Vale, es un topicazo y apruebo sinceramente que un grupo se arriesgue e intente nuevas formas de experimentar la música, pero esto desde luego, es echar a perder una bonita baraja, y en este caso es la voz de Julián Casablancas. Nos encanta que cante como siempre, no que se meta en terrenos pantanosos en los que sencillamente se hunde. La voz de falsete no es lo suyo y pierde energía por todos lados. De hecho, parece una canción hecha sin ganas, por mucho tecladito festivo-bailongo que le metan. ¿A quién esperan convencer con esos ritmos fáciles, repetidos hasta la saciedad? Si se quedan sin ideas, mejor quedarse quietecito a ser recordados como los Camela del otro lado del charco. 4/10

Carlos MoránThe Strokes vuelven a meterse en charcos que no les competen y declaran abiertamente una falta de ideas que ya comenzaron a anunciar con su último trabajo. La canción roza el esperpento y el ridículo con un inicio más propio de ritmos de feria de segunda, y una voz en falsetto que pretende imitar a Thom Yorke, pero que da más risa y pena que ganas de seguir escuchándolo. The Strokes llevan tiempo engañando al público, pero creo que esta canción no cuela, ya no. 2/10
Román De Arquer: Parece ser que The Strokes se van desmarcando cada vez más de sus orígenes. Como ya se pudo apreciar con Angles, siguen optando por un sonido cada vez más alegre y experimental para lo que nos tenían acostumbrados con sus primeros discos. Pese a las críticas que está recibiendo One Way Trigger conjuntamente con la voz de Julián Casablancas, la canción tiene gancho y la voz se integra bastante bien. 7/10

Xavier López: Lo mejor de The Strokes ya ha pasado como todos sabemos, por mucho que nos pueda costar asumirlo. La senda de The Strokes ha variado hacia un lugar desconocido, y esto va a dejar muchos cadáveres por el camino. One Way Trigger es un pequeño fallecimiento más en una carrera que sólo puede empeorar… Pero no tanto. 2/10

Alex C. M.: B. Léase “Be”. L. Léase ele. U. Léas u. F. Léase f. F. Léase F. “Bluff”. Es un auténtico “Bluff” Se traduce como farol, engaño, etc (Léase etcétera). O cosas peores. The Strokes en falsete. Muy falsete. Lo comparan con A-Ha pero yo los veo
más ABBADancing Queen. Pero bueno, dicho esto, cabe decir que lo pondrán en las radiofórmulas, en la cadena de los tetés y en bares, pubs y discotecas. Por lo que probablemente las ventas serán buenas. Habrá mucha publicidad porque mucha gente hablará del nuevo disco y se iniciará una loca carrera con Coldplay, un canonball sin igual por crear un sonido que conecte con un lugar escondido de la mente humana y lo empuje al lascivo consumo masivo. 3/10

Álex Vidal: Inocuo. El hype tardó dos discos en salir a la superficie, y dos más para confirmar que The Strokes tuvieron una bilogía indie pop llena de purpurina y glamour, pero que los cimientos son endebles. No vamos a comentar el sonido retro-80, ni las claras evocaciones, homenajes o como se le quiera llamar: espanta la falta de ganas y de ideas. Pose. Postureo. Vacuidad. Franz Ferdinand nos hacen bailar más y mejor. 0/10.

Laura P. Calle: Dejando a un lado el parecido obvio – sobre todo al principio – con Take On Me de A-ha, no entiendo bien qué ha pasado
con The Strokes. Es un hecho que hace tiempo que no funcionan como banda. Pero ¿por qué? Considerando los trabajos en solitario de Casablancas y Hammond Jr. no es del todo comprensible que nos bombardeen con estas ridiculeces cada vez que toman contacto como grupo.

Angles (RCA / Rough Trade, 2011) fue una broma. Siendo claros, no había por dónde coger el disco. No sólo parecían haber perdido toda la energía si no que, además, no contaban nada. Parece que ha sido decisión propia difundir One Way Trigger y no otro corte de este nuevo trabajo – aún por nombrar -que, tal y como apuntan algunos privilegiados, suena ‘clásico’. Se despierta el escepticismo real respecto a la conexión entre The Strokes y su público. Sólo hay algo seguro, si el nuevo disco es un fracaso, ya pueden prepararse para perder.

Silvia Tinoco: Pocas esperanzas tenía, pero aún así había algunas, alimentadas por lo dicho por la emisora que adelantó que ya había escuchado algo de lo nuevo de The Strokes y que seguían conservando su esencia.

¿Perdón? Espero que esa esencia haga referencia a otras canciones del disco porque lo que es ésta… ¿En qué punto The Strokes se han convertido en A-ha? Tengo la sensación de haberme perdido algo con estos señores. Una cosa es la evolución, que bien pueden defender sus fans, y otra cosa es esto. No nos engañemos. La duda que me queda está en manos del público y sus distintas reacciones: Recuerdo que no nos gustaba el “Coldplay de la noche” y al final terminamos entrando. ¿Pasará lo mismo con Casablancas y los suyos? 4/10

  • Bryan Macias

    Deberían quitar del titulo de este articulo la palabra análisis ya que esto es mas bien comentarios hechos al azar, sin objetividad y poco profesionales. Frases como: “tecladillo barato”, “consumo en barracas de feria”, “ritmos de feria de segunda”, “angles fue una broma” lo hace mas que evidente. señores en un análisis no se sacan los traumas personales, no es culpa de los lectores que nunca los hayan llevado a una feria o que no les caiga bien Julian Casablancas ademas es ridículo que pongan un 0 de calificación, porque están ante un trabajo y no un silencio de 4 minutos.

    Excluyo de todo esto a Román de Arquer que parece el si sabe que es un análisis y espero que los usuarios que lean este articulo no se dejen llevar por lo que ponen, esperen a que salga el disco y disfrútenlo y en caso de que quieran ver un numero consulten metacritic y encontraran mejores resultados.

    Saludos!!!

  • GIL

    Los criticos son como los eunucos, saben pero no pueden 🙂 la cosa es que la cancion está ahi, para bien o para mal no hay marcha atrás

  • LaMorsa

    Mi pregunta es la siguiente:
    Cuándo exactamente un músico puede hacer lo que le salga de los huevos?
    Se pasó Leonardo toda la vida haciendo Giocondas sin parar, para satisfacerte a ti? Pedazo de cateto?
    Hicieron el disco de tu vida, q siendo honestos, al principio ni siquiera entendias bien..
    Luego t lo hacen otra vez, y les caen dos collejas por repetirse, de los del tendido 7 de las gafas de pasta.
    Después; que el tercero suena demasiado bien, en el cuarto t hacen el favor de meterte una cancion de tu rollo, porque saben q eres cortito…y nada… Engaño! Tramas internas! 
    Desagradecidos!
    Esta gente mea billetes de 100. Si yo fuera ellos haria discos cn los sonidos q provocan mis excreciones.
    “Tomando el pelo al público?” pero de q vais?!
    No os deben nada, les debeis cuanto escriben.
    Dile a Coppola q t haga otras 3 d El Padrino, a ver donde t manda.
    Dejadles divertirse, abrid las orejas y entended, o haced por entender.
    Desde cuando el arte se hace para el público?
    Lo q más público tiene es una mierda como un castillo q se llama Sálvame Deluxe.
    Lo q pasa es q tú ya no vas a tener 23 años nunca más, pero es q ellos tampoco. 
    Los strokes ya n son punkis y a ti se t ve el cartón. Hay q asumir las dos cosas.
    En resumen,no teneis ni idea.

  • eduardo

    dan pena estos criticos si no saben apreciar la musica pa q c meten a esto q lo unico que quieren es que cada banda los satisfasca a ellos y c olvidan d la gente que realmente aprecina a los the strokes ami en lo personal me parece un temon x mas a q hagan comparaciones que acaso es la primera ves q escuchan que una banda o solista recopile el ritmo de otro tema q estos c creen expertos en musica mmmm entonces q copocan sus propios canciones aver como les va la verdad esq estos son muy monotonos q solo quieren escuchar lo mismo de una banda…