Crazyminds Opina: Analizamos “Fly Boy Blue / Lunette”, el nuevo single de Elbow

ELBOW

Elbow están de vuelta (por fin) con su nuevo disco The Take Off and Landing of Everything, que saldrá a la venta el próximo mes de marzo. Mientras tanto, hemos tenido la oportunidad de escuchar un primer adelanto, Fly Boy Blue / Lunette, que no hemos parado de escuchar para poder traeros algunas de nuestras opiniones. Aquí van…

 

Román De Arquer: Elbow es uno de esos grupos que nunca te falla. Siempre saca discos sólidos, llenos de buenos momentos y temas envolventes. Fly Boy Blue/Lunette no hace más que reforzar mi teoría. Con un arranque rítmico hasta un final relajado, te coge de la mano y te lleva de paseo por Elbowlandia. Insisto, estos nunca fallan. 7,5/10

 

Montserrat Sacher: Muy buena canción que nos presenta Elbow. Las dos partes diferenciadas de la canción no hacen más que acentuar el cuidado y el trabajo que ha puesto el grupo sobre la misma. En su primera parte destacan no sólo la voz sino los instrumentos, mientras que, en la segunda parte, más lenta, destaca la voz de su cantante, Guy Garvey, que demuestra que para cantar ritmos más lentos no hay que susurrar ni dormir al personal. 8/10

 

Marta García Torrejón: Los británicos Elbow parecen no fallar nunca en sus fórmulas. En el caso de este nuevo tema, se enmarcan en un cierto lirismo folk con la atmósfera épica lograda con los instrumentos de viento, y la encajan con una segunda parte que se ajusta como un guante con la voz de Garvey. Sin arriesgar su estilo, han logrado convencer y dejarnos llevar por la corriente de su música. 8/10

 

Jordi Teixidó: Dan un paso más allá, sí. Aún pueden mejorar aunque pareciera imposible. Elbow nos presentan su próximo trabajo con un tema dividido en dos partes, con un gran protagonismo de los metales que le dan al tema un toque magnánimo. Puede ser que den una fuerte campanada con su disco nuevo, o al menos eso parece, pero este tema es enorme, redondo y perfecto. De lo mejor que ha sonado en meses. 9,5/10

 

Álex Sirvent: Qué buena pinta tiene el nuevo disco de Garvey y los suyos. Si el adelanto va a ser representativo del resto, parece que han sido ambiciosos y no han ido sobre seguro. 7/10

 

Ferran Cano: Gran acierto de Elbow escogiendo este single como presentación de su nuevo álbum. Un tema dividido por dos partes, diferentes  pero muy coherentes entre ellas. Esta canción folk empieza con mucho ritmo, con importancia de la instrumentación, y acaba con suavidad y lentitud acompañado de la magnífica voz de Garvey. Este tema musical da pistas, a quien la escucha, de cómo será la nueva atmosfera que está creando este grupo británico. ¡Buena canción! 8/10

 

Marina Rigby: Elbow podrían hacer lo que les diese la gana y aun así la crítica los pondría por las nubes. En vez de eso, han decidido hacer una pedazo de canción, con grandes e importantes raíces, ritmos cuidados más americanos que británicos y una letra terrible, en el buen sentido. Esas trompetas discordantes que cargan a la canción de melodramatismo hasta que aparece la santa guitarra salvadora y comienza la segunda parte de la canción, endulzado todo por un final delicado a la vez que brusco. Un buen trabajo, asequible, cuidado y bonito. A mí por lo menos me deja con (muchas) ganas de escuchar el disco entero. 8,5/10

 

Álex Vidal: (Suspiro de alivio.) Temía que el sonido de Build a Rocket Boys!, vista la trayectoria, acabase siendo una lápida para la creatividad de Elbow. (Sonrisa plácida.) Fly Boy Blue / Lunette retiene el preciosismo de los dos últimos discos pero se quita de encima la ramplonería de taberna que destilaban las canciones del Rocket e imprimen un soberbio ejercicio de originalidad del que el título es sólo un ejemplo. Poca cosa parece dejada al azar o a la laxitud. La rítmica se aleja de la inmediatez del 2/4 o 4/4, y entre síncopas y contratiempos la voz de Guy Garvey amarra en corto la panoplia orquestal dejando aire al romanticismo. (Tarareando.) Soberbio. 8,5/10

 

Marta F. Fuster: Casi para quedarse sin palabras. A primera escucha te atrapa, te hace partícipe de sus cambios, de sus instrumentos, de su ritmo, de su melodía. Un inicio más rítmico y dinámico que de repente se para y para nuestra sorpresa hace aparecer la calma marca de la casa y la canción llega directa al tuétano. Un conjunto final sublime que queremos volver a escuchar una y otra vez y que nos deja con ganas de más. Porque sin que nadie se lo esperase, la banda de Guy Garvey nos ha sorprendido, y de seguir en esta línea en el disco, probablemente sea algo muy grande. Y si se quedan en el intento, al menos nos habrán regalado una de las canciones de este 2014. 9,5/10

 

Escúchala a continuación: