Crazyminds Opina: Analizamos “Agatha Chang”, nuevo tema de Eels

Eels

Eels nos regalaban hace unos días un tema reposado e invernal titulado Agatha Chang, perfecto para estos días. Hoy nos hemos atrevido a analizar la canción en la redacción y estas son las opiniones que se cosechan en el equipo de Crazyminds, con sobresaliente incluido:

Pilar Pereira: No sabemos quién será la afortunada Agatha, pero de lo que sí nos damos cuenta nada más darle al play es que Eels se ha marcado un baladón en acústico que devuelve a Everett a su sonido más personal e intimista, alejando al grupo de las melodías ruidosas que tanto nos enganchan de los Eels. Una de esas canciones lentas que no te cansas de escuchar, de las que consigue desconectarte y meterte de lleno en el tema, que al fin y al cabo es de lo que se trata. 8.5/10

Vanesa Carro: Oír Agatha Chang en pleno invierno es un susurro en mitad de un bosque vacío con las hojas a medio caer. Mucho más intimista y más cerca del folk de lo que pensamos. 9/10

Álex Vidal: Yo soy Agatha Chang y, bueno, no es que me vaya a rendir a sus pies, porque Mark Everett deja claro que es un tipo complicado y que sabe que ha actuado mal, pero lo estrecharía entre mis brazos y lloraría junto a él por haberme dedicado una de las canciones más bonitas del pop. 10/10.

Montserrat Sacher: Esta sobresaliente canción (no creo en la perfección del 10, aunque muchas canciones del grupo Eels se lo merezcan) deja ver que Mark Everett sigue estando soberbio con el paso del tiempo. Y que sólo podemos esperar más buenas nuevas canciones. 9/10

Ferrán Cano: El Eels más íntimo (y en mejor forma) ha vuelto. Una canción muy tierna, enganchando a cualquier persona que la escuche. El acústico ayuda a dar emoción y personalidad. Cualquiera desearía que alguien le dedicara una canción así. Buen trabajo Eels. 8.5/10

Marta Fort: Aquellos que echaban de menos al Eels romanticón y acústico que en el pasado nos regaló delicias como la canción Ugly love no pueden estar más de enhorabuena. Porque nuestro Mr. E no sólo ha retomado esta vertiente sinó que, además, debía de tener muchas ganas de hacerlo para que le haya salido tan redondo. Cambiar la guitarra eléctrica por una acústica y envolverse de sutiles y bonitas orquestaciones le ha sentado de maravilla, tal y como se refleja en estos emocionantes tres minutos y medio de canción. Como dicen por aquí, qué afortunada esa beautiful Agatha a la que le dedica la canción. 9.5/10

Román de Arquer: Una cancion lenta, bonita, acústica con un precioso acompañamiento orquestral por detrás, pero que sin embargo cuenta la misma historia de siempre: lamentos por un amor perdido. Si la letra para ti es fundamental, malamente. Si no, pues adelante porque lo vas a disfrutar. 7/10

David Villafranca: Eels juega en corto y sin florituras: guitarra y voz (pero qué voz, claro). Everett recupera sus paisajes más íntimos en un emotivo y sobrio viaje al pasado, directo al recuerdo único de Agatha Chang. Sentimos el doloroso peso de la ausencia, sin ajustes de cuentas, adornado con unas preciosas cuerdas. Pero sus lamentos ya no valen de nada: esto es sólo una canción. A Everett le falta Agatha y no hallará consuelo, pero al menos ha servido para que nos regale una canción maravillosa. 9/10

Marta García: Eels nos regala, a todos los que echábamos de menos a la música más sencilla, sin tanta electrónica, que parece estar siempre omnipresente, una canción que parece compuesta desde el fondo de su alma. Y sin ganas de pasarme de cursi, diré que llevaba tiempo con ganas de escuchar algo tan verdadero como lo que el señor Everett nos deja con nombre de mujer. Agatha Chang es una maravilla. 9/10

¿Te animas a dejarnos tu opinión?