Villamanuela Festival. Todo lo que viene es bueno

Todo lo que viene es bueno. Todo es bueno si todo es así. Gran presentación del Festival Villamanuela en Madrid.

Empecemos. Nos perdimos el inicio del concierto de los madrileños Sagrados Corazones, pero pudimos apreciar la fuerza de su propuesta. Algo así como una especie de experimental noise-garage-post-punk del bueno, que reúnen en sus filas a Oscar Barras, Javier Molina (Juventud Juché) y Miguel Ángel Blas 

http://sagradoscorazones.bandcamp.com/track/montenegro

Continuemos conYoukaku, Lynn y Yukari. Repítelo. Repítelo fuerte: Youkaku, Lynn, Yukari. Youkaku, Lynn, Yukari. Dale una melodía armoniosa y repetitiva. Youkaku, Lynn, Yukari. Basta. 

ZZZ´S llegaban con muchas etiquetas predefinidas. Etiqueta de trío de japonesas, de gran directo, de puro noise, de enamorar a Thurston Moore( Sonic Youth) (con su sonido). Muchas etiquetas que subían las expectativas en cuanto al concierto que daban en la presentación del Villamanuela.

ZZZ´Sson Youkaku,  guitarra y voz, Lynn batería y Yukari, bajo y voces. y expusieron en una hora todas las referencias anunciadas, extrapolando el ruido, paseando por la lisergia, la psicodelia y el post-rock. Non estetica sine etica.  Gorro y vestimentas oscuras. Dulzura en sus caras, violencia en sus actos. Me pido a Lynn para siempre. Actitud y sonido.

Pero destacaremos el gran concierto de Gallon Drunk. El histrionismo debe ser parte de esto. Debe ser parte de todo. Una vez que estás encima de un escenario todo es espectáculo. Y ellos lo son. Decían que seguían en buena forma pero el concierto fue abrumador. Guitarras al techo. Sudor. Intensidad. Actitud. Brazos al aire. Todas las señales lo decían. Todo lo apuntaba. Hasta su brazo al cielo. Sus impecables vestimentas. Sus paseos por paisajes eléctricos. El modo de llevar la canción y alargarla allí dónde ellos estimaban. Están encima del escenario y tú estás debajo. Ellos mandan y James Johnston es una bestia. Un animal. Un jodido espectáculo.  Sin hablar de su pelazo canoso. Un espectáculo.

Se centraron en su último trabajo The Soul of the Hour, iniciando con la intensidad de “Before the fire” y continuando con la intensidad de su último trabajo, con fuerte carga de bajo y la batería del otro componente originario Terry Edwards y las desgarradora guitarra de James. Soul-punk-rock. Llámalo como quieras. Pero Gallon Drunk dieron uno de los conciertos del año.

Esperemos a Octubre. Que se acabe el verano