Unos arrolladores LeónBenavente consiguen otro sold out en Intxaurrondo K.E de Donostia

LEÓN BENAVENTE

León Benavente en Intxaurondo K.E de Donostia el sábado 3 de junio

Últimamente estamos acostumbrándonos a ver formaciones como BNQT (Banquet) formadas como sabéis por miembros de Band Of Horses, Travis o Franz Ferdinand entre otros. Se denominan Super Bandas, por aquello de contar con miembros procedentes de grandes grupos que un buen día deciden juntarse y crear eso una super formación, pero ¿llegarán más allá de sacar un larga duración consolidándose como grupo o pesarán más las bandas de las que proceden?.

El mejor ejemplo de Super Banda de este país, que ya lejos de quedarse en eso, es un grupo totalmente consolidado con tan sólo dos discos y dos EPs a sus espaldas y con la crítica y el  público totalmente rendido a sus pies, lo tenemos con los gran León Benavente. 

Pese a que llevan ya miles de kilómetros a sus espaldas por la extensa gira en la que se encuentran inmersos, no paran de colgar el cartel de sold out en cada concierto. Cartel, que como no podía ser de otra manera, también colgaron en la sala Intxaurrondo K.E de Donostia el pasado sábado 3 de junio.

Como teloneros de León Benavente, contaron con la banda donostiarra Pet Fennec, ganadora del concurso de talentos Ebroemergentes del Ebrovisión y que este año formarán parte del cartel del festival. Es el proyecto musical del joven músico Urko Eizmendi junto a su banda. El quinteto rodeado de amigos y familiares, comienzan muy puntuales y nos sorprenden muy gratamente. Grandes melodías  de rock y pop cantados en inglés, con  maravillosos estribillos coreados  muy cuidadosamente a 3 voces. Urko nos va presentando sus canciones como “La que tiene un vídeo friki en youtube, la balada, o la rara,….”, se muestra en todo momento muy agradecido y cercano al público, como si estuviera con los colegas en el local de ensayo.

 

Pet Fennec teloneando a León Benavente

En algún lugar leímos: Te gustarán si te gusta Teenage Fanclub.

Pues bien podemos decir que a esa misma hora del sábado en el PS Festival estarían tocando los Teenage, pero desde luego que Pet Fennec no les tienen nada que envidiar. No os los perdáis en el Ebrovisión.

Se despiden después de algo más de media hora, no sin antes agradecer tener la oportunidad de telonear a León Benavente de los que nos dicen: hemos visto la prueba de sonido y son apoteósicos, vais a flipar.

Se cerró el telón para preparar suponemos la reciente iluminación que acompaña a sus directos. Media hora de espera eso sí amenizada por un gran set de DJ.

Y llegó el momento. Con los primeros acordes  de Tipo D se abre el telón y comienza un directo épico, arrollador, apoteósico. Abraham Boba nos saluda con un enérgico ¡Kaixo Donosti! y comienza el show. Abraham en actitud desafiante, te mira directamente a los ojos, te señala, te interpreta la canción.  Interpreta Tipo D, California, La Ribera, intenta incendiar al público con sus gritos, con sus contoneos, con su manera de provocarnos. Nos tiene totalmente inmersos en su directo.

El, en ocasiones frío, público donostiarra está completamente entregado a canciones como Animo valiente, Revolución o el Rey Ricardo. Es un espectáculo ver a Abraham a los teclados, sobre todo en La Palabra que en directo adquiere otra dimensión, pero también gracias a los pedazo músicos que forman parte de esta super banda, con el gran Edu Baos, al bajo y a los sintetizadores, que maneja con gran destreza (que envidia), con César Verdú haciendo un magnífico trabajo como baterista y con Luis Rodríguez a la guitarra eléctrica.

Todo va sobre ruedas, la nueva iluminación es alucinante y te mete más de lleno si cabe en el universo del grupo y llegados más o menos al ecuador del concierto, su líder aprovecha para recordarnos que ellos entienden cada concierto como una celebración de la vida, y por ello, quieren dedicar Estado Provisional al gran Pedro San Martín, detalle que arrancó un gran aplauso (es maravilloso ver cómo este gran músico donostiarra ha dejado huella en tantos músicos. A mi como gran fan de La Buena Vida, me emocionó este gesto), pero en ese momento, un problema técnico de sonido hizo que la banda interrumpiera la canción y tuviera que ausentarse unos minutos para solventarlo. Nosotros en primeras filas ni siquiera lo notamos, pero al parecer al fondo no se escuchaba bien. Puede que Pedro no lo escuchara bien, y eso no se podía permitir.

Apenas tardaron 3 minutos en volver al escenario, ya con el problema solventado, y con más energía aun si cabe que antes con su líder copa de vino en mano. Gloria vuelve a revolucionarnos y un Abraham eufórico decide bajar a el público que le rodea de inmediato. “Esto si que es la Gloria” (ya nadie recuerda que acaban de interrumpir el concierto un momento).

Nos recita en modo spoken world  Habitación 615, y volvemos a venirnos arriba con Maestros Antiguos gritando como si estuviéramos en una manifestación eso de Nadie lo hace mejor que yo, Nadie Sabe más que yo, momento tras el que salen del escenario.

Llega el momento de los bises y no pudo ser más especial. Luis Rodríguez nos hacía saber que tanto Abraham Boba como uno de sus técnicos, Martín, cumplían años, así que les tenían una sorpresa en forma de ragalos. Sendos libros musicales para cada uno. Y claro, todos allí les cantamos el Zorionak Zuri.

Aún no habían acabado las sorpresas ya que en esta ocasión el regalo fue para nosotros, y es que haciendo alusión a la gran familia formada por todos los miembros de León Benavente, incluidos técnicos de luces, de sonido, etc., Abraham llamó a sus dos técnicos de sonido Martín (el cumpleañero) y Dani, a sumarse a teclados y guitarra respectivamente para regalarnos su particular versión de Han Caído los Dos de Radio Futura. Madre mía, que sorpresón y que maravilla de canción.

Si el concierto había sido apoteósico, el final no podía ser de otra manera. Aun no ha salido el Sol, pone de nuevo a todo el mundo a saltar, y ya sin tregua,  el culmen llegó con Ser Brigada, otra vez con Abraham Boba entre el público dándose un baño de sudor y de multitudes, poniendo el micro a la gente para cantar con él y recorriendo la sala de primera a última fila.

El huracán León Benavente, haciendo un ámplio recorrido por toda su discografía  2,  León Benavente y de su EP En La Selva,  ha dejado tras de si a un público feliz, sudoroso, extasiado, y al grupo muy agradecido por tanto cariño recibido, con su líder visiblemente emocionado.

Gracias León Benavente, esperemos no tener que esperar otros 3 años para volver a veros por Donostia.