Una noche de verano inolvidable con Neil Young

?
?

Pasó por el Mad Cool y dejó huella después de más de 2 horas de concierto, y por suerte aprovechó para visitar Barcelona, en el bonito marco del Poble Espanyol.

Y fue una de esas citas en las que la música trasciende y se genera un evento que supera el simple concierto. Desde que empezó de manera desnuda, guitarra y harmónica, desde que entonó Heart Of Gold, vimos que esto sería memorable. Y es que el cantante canadiense con sus 71 años se encuentra en un estado impresionante, tanto de voz como de energía vital.
Aunque sus momentos iniciales fueron reposados, pasando al órgano para tocar su particular alegato ecologista, Mother Earth,  y acabando el tema con la entrada de unos fumigadores a escena a modo de protesta, al salir la banda el ritmo del concierto cambió drásticamente.

Guitarra en mano, cambiando acústica por eléctrica, con temas muy coreados como Alabama, sonando potentes con toda la banda, Promise Of The Real acompañando de manera excelente al artista.
Es difícil resumir lo que transmite ver a Neil Young al verlo no parar de moverse, ataviado con su inseparable sombrero; si bien lo comentábamos al principio de la reseña, la sensación de trascender, de estar viendo una leyenda viva, perteneciente a una generación de músicos que vivieron tiempos más cambiantes e interesantes que los nuestros. Lejos queda el movimiento hippie, da la sensación que siempre estuvo por encima de ello, porque la paradoja, es que Young siempre ha mirado el presente, ha colaborado con Sonic Youth, está activo en declaraciones políticas, la banda actual es más joven que él…
Al revés de otras leyendas que se mueven con menor dignidad por los escenarios, el canadiense está en un estado de forma envidiable, y lo más curioso de todo, que canciones que tienen décadas siguen vigentes, y nos damos cuenta que Rockin’ in a Free World, quizás el tema més directo y facilón de este artista, es un himno imperecedero y desgraciadamente actual.

Hemos vivido un año de luto de grandes artistas, Bowie, Prince… Disfrutad de éste, porque es una maravilla verlo. Es historia viva de la música.