Un viaje a las estrellas a través del #JägerSpaceProject

Siempre hemos querido visitar otros mundos pero nunca es fácil alejarnos de la órbita terrestre. Necesitamos cierto entrenamiento y un periodo de aclimatación a otro ambiente extraño mucho más vanguardista. Los científicos locos del Jäger Space Project han estudiado a fondo este fenómeno y han encontrado un planeta festivo llamado Tarandus, donde todo lo extravagante es norma. Viajamos allí en un futuro soñado a bordo del transbordador más feliz del mundo.

El punto de encuentro con el resto de avezados cosmonautas, elegidos por sus nobles virtudes festivas, tiene lugar en la plaza de Oriente. En el transbordador que nos lleva a Cobo Calleja nadie entiende aún lo que nos espera en esta extraña y lisérgica noche para el recuerdo. A nuestra llegada al campamento de entrenamiento nos encontramos con la confirmación de que los chinos llevan ya tiempo en otro planeta. El macro-karaoke que sirve ahora a los intereses de la misión POPLA es un compendio de futurismo que nos recibe con mucho colorido y música electrónica llegada de más allá de Orión. Entre los elegidos nos topamos con estrellas como Silvia SuperStar o John Grvy y con bloggers influyentes.

Los diferentes espacios de este centro de adiestramiento son ocupados por prominentes cerebros capaces de discernir sobre las cuestiones fundamentales para evitar el tedio y llevar a la humanidad a un lugar más libre y más divertido. Todo vale con tal de pasarlo bien. La noche promete no tener fin. Los monólogos de los cómicos de Jäger nos ayudan a entender nuestra nueva realidad en esta lanzadera a las estrellas. La periodista Celia Blanco nos habla de la imposibilidad de fornicar en la nave de transporte. Lástima. Aunque, nos consuela saber que somos los 400 elegidos para repoblar Tarandus. El júbilo se apodera de los asistentes al saber que el coito será obligatorio en nuestro nuevo hogar. El piloto de la nave, el cosmonauta Conrado, nos acompaña a otra de las salas de Karaoke donde nos encontramos con Javier Gallego desvelando los temas musicales del hilo musical de la nave. Su buen gusto destaca a Morante o al ultamundano Sun Ra, un tipo que hacía música por mandato de seres de Saturno. Más de una docena de monologistas nos ofrecen dos horas de recorrido por el humor más galáctico y el colofón de la amena charla de Luis Álvaro sobre metafísica trastornada.

Fuera de este área de adiestramiento VIP, la noche se ha puesto juguetona y los platos empiezan a dictar su ley. La electrónica del espacio exterior visita la tierra para transportarnos a una nueva era más brillante. We love Dolce Vita calienta la pista para uno de los momentos clave de esta fiesta. Las Bflecha y su trip-hop de sonidos imposibles inundan nuestros tímpanos y nos ponen a bailar regados por abundantes dosis de Jäger. Nos presentan su visión del futuro a través de temas sacados de su último LP, Beta, y de su reciente EP, H2o. Nuestra visión, en cambio, se hace más borrosa por momentos pero nuestra mente pide más ritmo. El dúo responde con un delicioso sonido futurista para amenizar un espacio cubierto pero abierto al mundo donde las caderas se entrenan para el viaje galáctico entre mucho desfase. Los científicos de Jägermeister nos ayudan a adaptarnos a este universo tan divertido y surreal proponiendo los pasos de baile tradicionales en Tarandus, un tanto disfuncionales debido al nivel de gravedad terráqueo.

En las salas del campamento, la gente se pica con reñidas partidas a videojuegos viejunos o retando la resistencia de los cristales con karaokes ruidosos. Tras estas actividades espaciales, volvemos a la pista de baile para disfrutar del techno molón de Marc Piñol. Con él, llegaron los bailes más sensuales. Los transbordadores de regreso a nuestro planeta aguardan vacíos. Nadie se quiere ir al tiempo que todos somos uno en ese viaje a Tarandus, donde todo puede pasar. Cuando la música se apaga sobre la 1.30, nos sentimos preparados para el camino de vuelta. Tras haber superado un duro entrenamiento, estamos listos para recibir la llamada confirmando el definitivo viaje sideral que nos transporte lejos de la Tierra. No os preocupéis, seguiremos haciendo CrazyMinds desde nuestro nuevo destino y si sois buenos quizás enviemos otra nave para rescatar a otros 400 privilegiados de este aburrido mundo.

Escrito por
Más de David Arias

Morcheeba: La homilía del arcángel negro.

  Foto: Paty Rey. 3 de diciembre de 2013. Sala But (Madrid)....
Leer más