THE SCRIPT: TODO UN SHOW

Todos sabemos que hay ciertos jueves que parecen más un viernes o un sábado, ya sea porque al día siguiente no se trabaja o porque, por ejemplo, visite la capital un grupo tan especial como lo es The Script, que visitó Madrid el pasado jueves 22 de marzo en el Palacio de Vistalegre.

La banda vino a presentar su nuevo disco Freedom Child, después de que su última gira en 2015 y presentando No Sound Without Silence dejase el listón muy alto. Considerados uno de los grupos más exitosos del pop-rock actual, con más de 1,4 millones de entradas vendidas en más de 203 conciertos, no defraudaron al público madrileño.

Danny, Mark y Glenn se metieron al público desde el primer segundo: éste, que ya les aclamaba antes de salir y cantaba ansioso alguno de sus éxitos más conocidos, acogió a la banda irlandesa de forma más que cálida en cuanto las alas que se podían ver en la parte trasera del escenario (que hacen referencia a la portada del disco) se iluminaron.

El ambiente empezó a crearse con uno de sus singles más escuchados, Superheroes, canción que hizo que el suelo temblase con todo el público saltando y bailando. Subidón que se mantuvo con la siguiente canción Rock The World.

Pero si hubo un momento especial de conexión entre el grupo y su público fue cuando empezaron a sonar los primeros acordes de The Man Who Can’t Be Moved, el propio Danny (cantante de la banda) se quedó mudo al oír al público empezar a cantar la canción a todo pulmón. 4 minutos después, cuando la canción acabó, se escuchó un sincero ‘’gracias’’ por parte del grupo.
El show continuó con Danny sentado en el piano para cantar Wonders. La energía electrizante de la sala del Palacio Vistalegre no hacía más que aumentar, las luces creaban el ambiente perfecto para bailar y saltar con un público más que entregado a dar el máximo.

Arms Open logró incluso más, si es que eso era posible, hacer bailar hasta a la última persona que allí se encontraba, haciendo que Danny y Mark bajasen entre el público. Esta canción y la siguiente, Nothing, pretenden integrar a todos, independientemente de su condición, tal y como el grupo confesaba antes de cantarlas.

Después de dejar al público totalmente emocionado, No Man Is An Island vuelve a poner a todo el mundo en pie y es entonces cuando Danny propone un juego al público para cantar con él. Crazy World y Never Seen Anything “Quite Like You”, tocadas en acústico, seguidas de Rain, su éxito más reciente, para el cual quisieron subir a un fan a cantar con ellos, terminaron de dar la magia a un show increíble.

Pero el público, ansioso y con ganas de mucho más, hizo que las últimas tres canciones fueran legendarias: sonó No Good in Goodbye mientras el público movía los brazos lentamente con las linternas de sus teléfonos encendidas, haciendo que la sala se convirtiera en un cielo lleno de estrellas.
La banda, más que agradecida, no quería abandonar el escenario tras cantar Hall Of Fame, canción que cerró la actuación y que hizo que la sala fuera puro fuego.

Una noche inolvidable con un directo espectacular que supo transmitir esa libertad que intenta plasmar su último trabajo y, tal y como ellos mismos confesaron, esperamos verlos por nuestro país muy pronto.

 

Setlist del concierto:

  1. Superheroes
  2. Rock the World
  3. The Man Who Can’t Be Moved
  4. Paint the Town Green
  5. Wonders
  6. Arms Open
  7. Nothing
  8. No Man Is An Island
  9. If You Could See Me Now
  10. Fort he First Time
  11. Crazy World
  12. Never Seen Anything “Quite Like You”
  13. The Energy Never Dies
  14. Rain
  15. No Good in Goodbye
  16. Hall Of Fame

 

Por Laura Rosa.

Written By
More from Laura Rosa

King Krule lanza ‘Half Man Shark’ de su nuevo álbum The Ooz

El joven cantante inglés ha compartido una canción del que va a...
Read More