Sidonie, entre colegas en Barcelona

SIDONIE

Fecha: 20 de octubre de 2011

Lugar: Sala Apolo (Barcelona)

Entrar en la Sala Apolo de Barcelona y ver las sillas dispuestas como en un auditorio es un “shock”. De acuerdo, sabíamos que no estábamos en un concierto al uso. En realidad asistimos al formato propuesto por la gente de Musacomunica llamado En persona, que cumple ya su tercera edición. Con entradas a un módico precio, el público tiene la oportunidad de escuchar a los músicos y también de interaccionar con ellos, ya que a medio concierto se hace un parón para dejar correr dos micrófonos por la pista que se convierte en la protagonista de una entrevista improvisada.

Durante el coloquio, Marc, Axel y Jess, copazo en mano, se mostraron muy cómodos y accesibles. Se nota el buen rollo que impera en el grupo a pesar de los años. La verdad es que la cosa tenía una pinta de reunión de amigos que, impostada o no, trasmitió mucha simpatía.

Claro, no se nos olvida que íbamos a un concierto, ahí es donde las sillas molestaron más que otra cosa. Incomodidades aparte, teníamos muchas ganas de escuchar el funcionamiento de El Fluido García en vivo. Ganas, porque cuando parecía que el grupo se había rendido al pop más “radioformulista” con El Incendio, han puesto el freno de mano y han retornado a sus orígenes. El nuevo disco recupera la psicodelia sesentera de sus inicios y tiene un sonido tan mimado que como ellos mismos dicen “Es una canción más del álbum“.

Es indudable que la aventura de El Incendio abrió las puertas de los medios mayoritarios al trío y amplió su público exponencialmente (no reconocerlo sería de ingenuos), pero claro, también causó decepción a los que les gustaba el sonido genuino de Sidonie. El nuevo LP parece un intento de volver a encandilar a los amantes de la música, y por eso teníamos tantas ganas de verlos en directo.

No decepcionaron, esa es la clave, y lo dice alguien medio sorprendido y sincero. Sidonie es un grupo de directo, y en vivo saben dar la energía y el equilibrio que un buen concierto necesita. Sonaron algunos temas del nuevo disco como El Bosque, A mil años luz o El Aullido, pero no olvidaron regalarnos temas de Fascinado o La Costa Azul y el público lo agradeció entregándose a saltos a Nuestro Baile del Viernes. También hubo el habitual guiño a sus inicios con el mítico Feelin’ Down.

En resumen, un concierto muy equilibrado y energético aunque algo breve al que le pusieron la guinda Santi Balmes y Juli Saldarriaga (de Love of Lesbian), que subieron al escenario a cantar primero en solitario Segundo Asalto y luego con Marc y los suyos se marcaron un Houston tenemos un poema y el tema Giraluna de Sidonie.