Savages, adoración por la vida y el post-punk

SAVAGES - CRAZYMINDS

Savages están de gira por Europa y claro, no queríamos perdernos uno de los directos más potentes y sólidos de la escena actual. Así que para Alemania que nos fuimos. Tras el eco a nivel internacional que obtuvieron con Silence Yourself, su debut en 2012, no les quedaba otra que consolidar ese sonido atormentado, descarado y agresivo que tanto las caracteriza… ¡y vaya si lo hicieron!

Venían a presentar su segundo álbum, Adore Life, que vio la luz a finales del mes de enero y por lo visto la gente les tenía ganas ya que la sala Strom (en Múnich) estaba llena hasta los topes. El concierto empezó con algo de retraso, lo justo para situarnos junto al control de sonido y tener una buena visión del escenario. Y llegó el momento… aparecieron de entre la niebla, vestidas de riguroso negro, entaconadas, con una estética fría y austera dispuestas a caldear el ambiente y manejarnos a su antojo.

Salvajes, sí, pero carismáticas a partes iguales. La guitarra distorsionada de Gemma Thompson, el bajo dictatorial de Ayse Hassan, la batería incesante de Fay Milton y la siempre enérgica voz de su líder, la francesa Camille Berthomier, más conocida como Jenny Beth. ¡La combinación perfecta de ruido y voz!

18 temas que se alargaron durante casi hora y media de furia en un directo brutal. Abrieron con I Am Here y Sad Person mientras Jenny Beth no paraba de moverse de un lado a otro del escenario, arriba y abajo, acercándose al público de primera fila. Su fuerza a la hora de cantar, y la de sus compañeras al tocar, resultaba realmente hipnótica. La velada tuvo momentos estelares con los temazos Shut Up y SheWill del primer disco, o una rotunda The Answer, primer single de su segundo álbum. Las letras de las canciones hablan de temas como el masoquismo, los temores urbanos, el sentido de posesión en las relaciones de pareja y en sí la experiencia de ser mujer. ¡Y qué mujeres! Ya pasado el ecuador del concierto llegó Hit Me y con ella un inesperado pero más que ensayado crowdwalking de la cantante que nos dejó alucinados.

Parece mentira que solo lleven 5 años de trayectoria y apenas dos discos a sus espaldas. Todo empezó en 2011 cuandono tardaron en llamar la atención de las publicaciones y los críticos musicales. Su primer single Husbands ya apuntaba maneras. El resto, solo hay que verlo (o mejor dicho, escucharlo).

Su música está pensada y orientada al directo, y eso se nota. El viernes firmaron una excelente actuación, cerrando con la apoteósica Fuckers, hitazo que consiguió poner en pie a toda la sala durante nada más y nada menos que 10 minutos ininterrumpidos de locura colectiva. ¡El broche final perfecto para un concierto lleno de nervio y garra!

En los próximos meses saltarán el charco para seguir con su gira americana, pero para los que no hayáis tenido la suerte de verlas, no desesperéis, podréis disfrutar del cuarteto londinense en la próxima edición del festival Primavera Sound de Barcelona (viernes 3 de Junio, única fecha en España). Yo no me lo perdería… ¡quién avisa no es traidor! 😉