Rock-Math-Post o antes de ese momento en el que te pones a bailar. Kill Kill! y Diola. Madrid

bloggif_570ce3877a03d

No entraremos en analogías. En anhelos del paráiso perdido. Es viernes, es Madrid y es la Sala Siroco. No hay mucho más que añadir.

Kill Kill! presentan su nuevo trabajo Reacciones a distancia (https://somoskillkill.bandcamp.com/) de la mano del sello de buen gusto y calidad que es Miel de Moscas. Y las reacciones a distancia son mejores a corta distancia. Siempre. El conflicto entre la memoria y la realidad, solo hace añadir épica a algo tan sencillo como es pasárselo bien. Es viernes y es la sala Siroco.

Tras dos eps, Kill Kill! presentarán su larga duración, grabado en La Mina por el gran Raúl Pérez y masterizado en Kadifornia por Mario G. Alberni, por el largo y ancho de la superficie peninsular. En esta primera fecha en Madrid, se juntaban con los gallegos Diola  para una noche de disertación rock, math, post, noise y experimentación en torno a eso que tiene como objetivo provocar la reacción en el oyente/escuchante/público en forma de exilio interior y desprendimiento del yo adulto.

Ese momento en el que te relajas y te pones a bailar(mover la cabeza, pisar fuerte, salar).

Kill Kill! podrían ser el típico dúo guitarra-batería si no fuera porque son un dúo bajo-batería. Y lo que podría ser pop-noise se convierte en gente saltando y repercutiendo sus cuellos con los golpes marcados de ambos instrumentos. Dicen de ellos que “han conseguido que el pop y el post hardcore hagan el amor hasta cabrearse”. Llámalo x o llámalo Kill Kill! son Flo y What, de Algeciras y Barcelona, que cuando se juntan hacen esto, sudar y hacer que sudes. Vale, las canciones son de amor (desamor, todo eso), pero en directo solo es una excusa para el baile y pasarlo bien, que más, que menos. Muévete acompasado o descompasado pero muévete. El exilio, el abandono del propio ser, la muerte del yo y la combustión en el nosotros. Las copas no tienen nada que ver.

 

Abrió el concierto  los de Pontevedra, Diola.  El exilio físico y real. Pontevedra,boa vila, da de beber a quen pasa. Buenas patatas, buenas mujeres. En el sur pides sopa y te ponen sopa de tomate.  Diola dice que cojas la A-6 y pidas arroz con bogavante, navajas, que se yo.  Diola es eso que era antes Unicornibot, pero con sintetizadores, con voz (sin todos los miembros del extinto grupo).

 

Es lo mismo que decir que no es Unicornibot. Es lo mismo.  Es un paso más allá. Se mantienen las estructuras de math rock, rock progresivo, post- lo que sea, añadiéndole experimentación a los sintes y programaciones electrónicas y voz, coros, estructuras vocales.  Referencias: ¿Za?, ¿Nueva Vulcano?. Puede ser. Se mantienen la guitarra, el bajo y la batería, como instrumentos. Toño, Gayoso y Gon cambian sus papeles y los instrumentos de su anterior grupo y durante el concierto.

No, no hay licor café. No lo hay. Hay intensidad y hay Eh. Su nuevo trabajo.

Que puedes escuchar aquí: https://diola.bandcamp.com/releases

 

Ganas de volver a verlos, a todos.