Public Access TV: Rock and roll en su pura esencia

PUBLIC ACCESS TV

Nos trasladamos a The Lexington, en pleno corazón de Londres para presenciar la actuación en directo de Public Access TV, banda neoyorquina con un álbum a sus espaldas, Never Enough, lanzado el pasado octubre con opiniones bastantes positivas de los medios musicales en Estados Unidos y Reino Unido.

No es la primera vez que un servidor asiste a uno de los shows de Public Access TV. De hecho mi relación de amor con ellos empezó fortuitamente en Manchester 3 años atrás cuando decidí acercarme a escuchar a una nueva banda británica llamada Circa Waves y cuyos teloneros eran estos jóvenes provenientes de Nueva York. Simplemente ese dato levantó nuestro curiosidad y esa misma noche a la salida nos preguntarnos por qué no eran ellos los cabeza de cartel. Por cierto, mismo pensamiento que tuvimos cuando telonearon a Hinds en Londres el año pasado.

La sala donde el concierto ocurría es una de esos pequeños tesoros musicales que guarda Londres, donde en el pasado alguna que otra celebridad se ha pasado a ver alguna que otra actuación o simplemente a tomarse algo. La sala de conciertos está situada en la segunda planta y acoge a un máximo de 200 personas más o menos, de los cuales solo unos cuantos hacemos acto de presencia para ver a Bad Nerves, primera banda en acción que pasa sin pena ni gloria. Buena voz del cantante que se desperdicia entre los ruidosos acordes de las guitarras y la falta de melodía en las canciones.

La siguiente banda en aparecer son Lord Fascinator. Originarios de Dublín, criados en Australia y actualmente viviendo en Nueva York. Son dos primos vestidos en atuendos blancos que generan sonidos psicodélicos constantes, sin interrupciones entre canción y canción como si fuese una sesión DJ pero que nos deja mucho mejor sabor de boca. En algunos momentos su sonido puede incluso compararse al de Tame Impala, mientras que en otros (la mayoría) se pierden en experimentos completamente innecesarios. Aun así, consiguen arrancar unos cuantos bailes antes de que la banda que todos estábamos esperando apareciese en escena.

Alrededor de las 21.45 de la noche Public Access TV se suben al escenario con la sala llena hasta los topes. Comienza el show con In Our Blood y su new wave llevado a la modernidad que hace enloquecer al público que empieza a formar un pequeño pogo. Totalmente inesperado aunque he de decir que los que estábamos allí éramos todos leales fans de la banda. El inicio del concierto es exuberante con el riff sesentero de Evil Disco o el pegadizo e incesante ritmo que proponen con In Love and Alone.

Han empezado llenos de energía, sin dejar pie a dudas y todavía menos cuando suena el riff strokero de On Location, una de las mejores canciones de la banda y por supuesta, de las más cantadas entre el público. En esta canción John Eatherly (cantante de la banda) le aconseja a una chica probablemente californiana que persiga sus sueños. Un consejo que evidentemente llega perfectamente a todos los asistentes al concierto.

Su último single se llama Careful y es tal vez su canción más lenta, cierto aire a retro-waltz americano en su versión de estudio que ciertamente suena mucho más rock and roll en directo. End of an Era es power pop americano de los 80 en su máxima expresión cuya frase inicial puede ser un buen resumen de lo que sucede en la música actualmente (“Ellos dicen que los jóvenes ya no escuchan la radio, quizá es el fin de una era”). Sudden Emotion hace contonearnos con sus ritmos más funk y I Don’t Wanna Live in California nos hace explotar en el estribillo tras esas estrofas que van in cresendo el tempo. Entre canción y cancion John no para de agradecer nuestra presencia allí y de repente una joven lanza su sujetador al escenario. Xan, el guitarrista de la banda, le dice al público femenino que no sean tímidas: “El primero, daros prisa que tenemos dos canciones más solamente”.

Y asi es, el concierto termino con Patti Peru, otra obra por las que resulta fácil pero no comprensible compararles con las bandas más modernas provenientes de Nueva York (The Strokes, Yeah Yeah Yeahs). Positivismo existencial en esta canción que contiene un outro muy blues. Pete, batería de la banda observa como dos jóvenes sudorosos se quitan la camiseta mientras se preparan para la última canción del concierto. Eso no pasa desapercibido para el bromista de la banda. “Oh, me encantan los jóvenes delgados”, comenta desde el escenario mientras el público y la banda ríen al unísono.

El final del show está reservado para Sell You On a Lie, canción dedicada a su primer sello discográfico con el que firmaron en 2014 y del cual tuvieron que escapar no sin antes perder dinero por el camino y poner en peligro la continuidad de la banda. Asi la letra definitivamente cobra incluso más protagonismo que la música (“Escucha chaval, no tengo nada que deciros pero puedo venderos una mentira / Cogeré todo el dinero antes de que podáis tener suerte en esto”).

Nos quedamos 5 minutos pidiendo una más, pero debido al retraso en los horarios uno de los encargados de la sala declina la posibilidad. Es hora de irse a casa pero como de costumbre Public Access TV no ha defraudado. Este sábado tocarán en Hyde Park como uno de los teloneros de Green Day y después aparentemente pasarán el verano trabajando en su segundo álbum. Más información sobre la banda, sus integrantes, el futuro y el pasado podréis disfrutarlo en los próximos días ya que tuvimos la ocasión de pasar la tarde con ellos hablando sobre música y muchas otras cosas en una entrevista que publicaremos próximamente.

Por el momento, creo que es hora de que si os gusta el rock and roll, escuchéis su álbum porque es difícil no engancharse a ellos tras una simple escucha. Buen plan para el fin de semana.