Monkey Week. Tra-tra-tra, una luz especial en el puerto

MONKEY WEEK

Tra. Tra. Tra. Puerto Santa María. Tra-tra-tra. Hay una luz especial en el puerto. Una claridad que se introduce incluso en mi mente (cosa poco común). Y un amarillo especial en la noche, una especie de luz artificial que te envuelve, algo “muy del puerto”. O de esa imagen del Puerto que cada uno puede hacerse en su cabeza.

La calle está llena de gente y hay grillos sonando en algunas calles, en las calles en las que no hay música. Que son pocas. ¿Pero por qué? ¿Alguien me explica el motivo por el cual hay un sonido digital de grillos, non-stop, en algunas calles? ¿ Con qué sueñan los grillos digitales del Puerto de Santa María? Misterios andaluces.
Estamos en el Monkey Week. Esto es el Puerto de Santa María (Cádiz), y usted dispone de unos cientos de oportunidades para ser feliz a lo largo de tres días, viviendo entre coquinas del puerto, barbadillo, atún plancha y todo aquello que sonará a lo largo del curso escolar-musical.
Nos hemos vuelto a bajar al Mono. Es viernes y es tiempo de acreditarse y volver a cuadrar los horarios y los lugares. Hacer un mapa mental y emocional del centro del Puerto de Santa María.
Tra. Tra. Tra. Trascender. Trascender, joder. Ese es el jodido objetivo. No quedarse en comparsa ni en hilo musical. Lo que hace que brille (sin ser bisutería). Lo que hace que te des la vuelta.
Pero empecemos por el final. Lo que nos ha traspasado. Por la mitad. Empecemos con el brutal directo de Crudo Pimento en la sala Mucho Teatro, con el concierto de Perlita en la casa Happy Place, con la turbadora imagen de Fee Reega tumbada en el suelo manejando el escenario, los tiempos con Captains, viendo la elegancia trip-hipnótica de The Limiñanas, la fiesta desatada de Fumaça Preta
Pero veamos. Abramos los ojos. El escotoma es un término que se refiere a un déficit de una parte del campo visual. Una zona de ceguera parcial, temporal o permanente. Y nosotros aquí, hemos venido a ver (a beber). A ver.  Ni siquiera a hablar. Ni de lo tuyo ni de lo nuestro.
Y hemos visto a Juanito Makande, I am dive, Crudo Pimento, Flecha Valona, Nuria Graham, Oh Trikelians, Lois, El Imperio del Perro, Daniel Sanchez, Astrolabio, Noreste, Agoraphobia, Detergente Líquido, Victoria Ford, Sorry Kate, Revolta Permanent, al bailarín Nino Reyes con Sorderita, John Grvy, Opatov, Steve Wynn, Fumaça Preta, The Limiñanas, El niño de Elche, Mikel Erentxun, Los Vinagres, Proscritos DF, Young Forest, Delorentos, Toulouse, Los Belmez, The Bloop, Coppermine, Carmen Costa, The Nastys, Checopolaco, Chencho Fernández, Julio De la Rosa, Grupo de Expertos Sol y Nieve, Disco Las Palmeras, Sen Senra, Musculo!, CabezaFuego, Ocellot, The Suicide of Western Culture, Zephyr Bones, Los jaguares de la bahía, Siberian wolves… Por citar algunos.
Al final, ¿qué se queda en tu cabeza? Hemos venido a recuperarnos. A hallar lo que traspasa. Lo que no se queda en esa zona ciega. En el escotoma. Hay saltos en el tiempo. Y en el espacio.
Flash 1. Lo visceral. Las latas de pimiento, las ollas de la cocina, lo metálico, se juntan a los engendros musicales que ha parido Raúl Frutos. Su voz conectada al mísmisimo diablo y al ritmo marcado por Inma Gómez supone un acercamiento a la maravilla. El hipotálamo se pone nervioso y baila arrítmico. Son Crudo Pimento.
Flash 2. Fee golpea un bombo salvajamente mientras David Baldo puntea la guitarra y unas bases programadas activan un click en tu cerebro. Fee traspasa con su voz y adorna la escapada con una dosis de turbación y sensualidad. Nota 2. No hay cerveza para los músicos. Nota 3. Fee se tira en el medio de la pista con su vestido rojo y su collar de mariposas dorado. Mientras su voz y la mariposa dorada embellecen el lugar en que le ha tocado tocar. Son Captains e incorporan a Óscar a la batería.
Flash 3. Julio De la Rosa. Solo. Con guitarra, algún pedal, alguna especie de arpa pequeña y la maravilla de las letras. Y su voz. Con la compañía de Helena Goch en una canción. Pero sobre todo con la elevación de la sencillez. Lo que traspasa otra vez.
Flash 4. Fumaça Preta. Bateria, percusión, bajo, algún toque de sinte, da igual lo que sea, es amor. Venezolanos, UK, viviendo en Amsterdam y cantando en portugués. Muy enormes.
Flash 5. The Limiñanas ejecutaron un preciso y precioso ejercicio de psicodelia de terciopelo con la dulzura de la voz de Marie y la guitarra de Lionel, junto a la banda que les acompaña a los de Perpignan. Gozada.
Flash 6. CabezaFuego escalando por las estanterías de licores, bailando por encima de nuestras cabezas. La grave y engolada voz de Lois y su recreación de sí mismo y de un Elvis vuelto en vida. Vuelto en vida, no es la mejor expresión. Disco las Palmeras! llenando la sala y sonando igual de rotundos que siempre y dejando que la voz se eleve. Grupo de expertos Sol y Nieve finiquitando el festival, sonando muy bien, voces y músicos. No entendiendo lo de Chencho en el Mucho Teatro. Me gustó Agoraphobia en las bodegas. Y Noreste. Y el Revolta Permanent. Y de fondo mientras comíamos a El lobo en tu puerta. A Los Vinagres dándolo todo. A la psicodelia con trompetas de Opatov. A las maravillas sonoras con el equipo perdido por una aerolínea alemana de los mallorquines Miquel Serra.
Flash 7. En un retro futuro iría a ver más tiempo y mejor a El Niño de Elche, John Grvy, Ocellot, Músculo, Zephyr Bones, Siberian Wolves, Music Komite, Mikel Erentxun, Pájaro
Todo el mundo merece comprensión, respeto y cariño. Y bajar al Puerto.
Escrito por
Más de Alexandre C.M.

El duo francés Air nos presenta ‘Le voyage dans la lune’, su nuevo disco

Air -Amour, Imagination, Rêve (Amor, imaginación, sueño)- han anunciado el lanzamiento de...
Leer más