Love of Lesbian: nuevas canciones sin accidentes

LOVE OF LESBIAN

Fecha: 14 de abril de 2012

Lugar: Auditorio Miguel Delibes (Valladolid)

Este sábado 14 de abril fue un día especial para los seguidores de Love of Lesbian. A las 10 de la noche, y en una ciudad que podíamos considerar maldita para la banda catalana (sobre todo para su cantante), se presentaba en directo las nuevas canciones que darán forma al séptimo LP de la banda, La noche eterna. Los días no vividos.

El Auditorio Miguel Delibes de la ciudad estaba a rebosar, y no pudo aguantar ni un segundo en sus asientos. Ante las luces rojas que recibían al grupo, el público se levantó de sus molestos asientos para bajar a las primeras filas y disfrutar con las canciones, que en un principio, la mayoría desconocíamos.

Únicamente tres temas se habían estrenado, y después de la desconocida primera canción, y de recordar el anterior evento en la ciudad, en el que Santi Balmes se rompió una pierna al saltar desde el escenario y no poder terminar el concierto, la gente se entregó en cuanto escuchó los primeros acordes de una de esas tres canciones, El hambre invisible. A partir de este punto, el grupo se sintió mucho más cómodo y el público se entregó al máximo.

Los seres únicos, otro de los nuevos temas que ya conocemos, también formó parte del tracklist en sus inicios. En esto, Love of Lesbian fue inteligente y acomodó a sus seguidores en un sofá de tarareos que encontró sus mejores momentos con la canción La niña imantada, perteneciente a su disco Cuentos chinos para niños del Japón, y también con Wio, el tercer tema conocido de su nuevo trabajo, que el público recibió encantado.

Fueron constantes las referencias a la anterior cita de Love of Lesbian, en la que Santi tuvo el accidente. Se llegó a comparar con el rey, y recordó que, bien por casualidad, o bien por el accidente, Si salimos de esta fue creada una semana después de este concierto. Con mucho humor, el público le dedicó un “tírate de la moto” que Love of Lesbian encajó poniéndole música. Un gran ejemplo del buen ambiente que se respiraba.

Belice fue otro nuevo tema que destacamos, en el que el teclado tiene una importancia soberana. El grupo, después de esta canción, se retiró a traición para volver al escenario presentándose como Los Pecos y cantando Electroplasta imitando a Rajoy. El buen humor desapareció cuando el grupo, sin previo aviso, mostró su arsenal de éxitos, convirtiendo el Auditorio Miguel Delibes en una auténtica caldera. Incendios de nieve, Club de fans de John Boy, Me amo y Algunas plantas modificaron las caras de extrañeza ante algunas de las nuevas canciones por saltos y gritos disfrutando de los himnos de la banda catalana.

El concierto se cerró con la dedicatoria de Santi a todo el público que en la anterior visita no pudo disfrutar del final, cerrando de esta forma las constantes referencias. Con mucho humor, mucho estilo y muchas ganas, Love of Lesbian encontraron un público vallisoletano absolutamente entregado que desea tener en sus manos el nuevo disco para poder cantar, junto a su querida banda, las nuevas canciones.