Los restos de un naufragio ‘mutante’ recalan en Barcelona

Fecha: 28 de Abril de 2012

Lugar: Apolo [2] (Barcelona)

Una lluvia fina mojaba las calles la noche del sábado en Barcelona. Era una noche desapacible de las que apetece quedarse en casa. Pero motivos había de sobra para empaparse, si hacía falta, e ir al rescate de unos náufragos muy especiales y ayudar a recoger los restos de un naufragio en forma de canciones.

Crazyminds web quiso estar la noche del pasado sábado en la dos de Apolo para escuchar como suenan esos ‘náufragos mutantes’.

Más reivindicativos que nunca por la situación que nos envuelve, el panorama social y político que también naufragan, y de qué manera, Niños Mutantes comenzaron cañeros, ‘enviando a los jefes a tomar por culo’, literalmente, con: La puerta, a la que le siguió el tema que da nombre a su último disco Náufragos y Querer Sin Querer. Tridente apoteósico de canciones que pronosticaba un directo inolvidable. Tras ellas, llegó un clásico mutante: Las Noches de Insomnio a la que le seguían, rescatadas de su anterior disco, pues no podían faltar a la fiesta Días Complicados o Mi Mala Memoria.

Volviendo al ‘naufragio’ que les había traído hasta Barcelona, nos encontramos con El Miedo, terrible compañero y una de nuestras canciones favoritas del disco, la reivindicativa Caerán los Bancos, Empezar de Cero y la emocionante y suave, deliciosa: El Infierno.

Por un momento Juan Alberto Martínez se quedó solo en el escenario, con la única compañía de su guitarra y más intimo que nunca, hizo sonar Florecer y la entrañable y tan dulce Mi Niño No quiere Dormir. Tres canciones que tras la energía y la tormenta que habían electrizado el ambiente desde el inicio del directo llegaban como un remanso de paz, mar en calma. Calma, transformada en nana dedicada a los padres de familia de la sala, y es que la legión de seguidores mutantes se remonta a hace ya unos cuantos años y en la dos de Apolo se reunieron la noche del sábado tanto veteranos como nuevas generaciones de mutantes.

La banda al completo se reunía ya en una recta final de lo más divertida.  Volverás, fue dedicada a Pep Guardiola ni más ni menos, entre ironía y guasa 100% sureña.

Tras ella, otra canción dedicada a otro entrenador de otro de los clubs más importantes de este país. En este caso el mensaje era claramente diferente NoPuedo Más Contigo. A buen entendedor pocas palabras bastan…

Y atención, ¡oh, sorpresa!, hubo tiempo también para las apuestas y para lanzarse a la piscina y soltarse con un tema en italiano de uno de los artistas más notables del siglo XX para muchos y para muchas bandas que siempre que pueden le rinden tributo, como Grupo de Expertos Solynieve, por no salir de Granada, el gran: Franco Battiato. Que ni pintada venía esa Summer On a Solitary Beach que tan bien les quedó a los Mutantes.

Y tras ese homenaje, merecido y valiente, llegó la canción mutante por excelencia, la que todos los seguidores se saben y esperan ansiosos, Errante que es todo un himno ya en los conciertos de los granadinos.

Quiéreme Como Soy también salió a pasear y tras ella, rescatada de Todo Es El Momento sonó la vibrante Te Favorece Tanto Estar Callada. Para remontar de nuevo al naufragio y despedirse de la mejor manera posible con Hundir La Flota.

Llegaron bises, tres. Tres, como tres soles. Y entre ellos, nos alegramos de que eligieran esa, sonó el clásico de Manuel Alejandro tan bien versionada, ‘mutada’, revestida y redecorada: Como Yo Te Amo.

Por último, el broche final lo ponía La voz. Tralla de la buena para decir adiós. La voz, que nunca debe apagarse, la de todos nosotros ante una sociedad viciada, pervertida, corrupta y sobre todo, la que nunca debe apagarse, pues es siempre un lujo volver a reencontrarse con ella, es la de estos Mutantes, que demostraron en el directo del sábado en Barcelona, que salen de su particular naufragio más fortalecidos que nunca. Demostrando que por algo siguen al pie del cañón y siendo una de las bandas imprescindibles del panorama independiente de nuestro país. Y es que siempre es un placer recoger los restos de un naufragio como el suyo en la ciudad condal. ¡Volved pronto Niños (náufragos) Mutantes…!