La Habitación Roja en el ciclo “Bereziak” del Bilbao BBK Live

La Habitación Roja

Para alguno de nosotros el festival BBK Live comenzó este pasado sábado gracias al ciclo Bereziak  de la mano de Heineken, que programaba varios conciertos gratuitos en la ciudad de Bilbao desde el mes de junio. Por ella han pasado grupos como Mucho, Julian Maeso Vinila Von Bismark, pero nuestra elección era clara, no podíamos faltar al concierto de La Habitación Roja yp ver la presentación de su Sagrado Corazón.

La cita tuvo lugar este pasado sábado 2 de julio en la sala Backstage de Bilbao a las 21:00h. Abriría la velada el grupo local Gerente.

Como ya estamos acostumbrados a ir a un concierto puntuales y tener que esperar más de media hora a que empiecen, en esta ocasión nos dejamos llevar por la gastronomía bilbaína, y llegamos un poco tarde a la cita. Eso unido a que nos hicieron esperar como 5 minutos en la puerta hasta que llegara la persona responsable de las entradas, hizo que sólo viéramos la última canción de Gerente. Una pena, pues en el suelo había pétalos de rosas y confeti, y lo poco que vimos de los bilbaínos nos pareció muy divertido.

Llegaba el turno de La Habitación Roja, el aforo para nada estaba lleno, más bien la asistencia era media. He de decir que no entiendo por qué para otros conciertos del ciclo bereziak la entrada era libre y para ver a La Habitación Roja decidieron cambiar el sistema. Había que conseguir una invitación. Para ello sólo había que pedir una Heineken en uno de los muchos bares de Bilbao que aparecían en un listado en la web de Heineken, y tal y como ellos decían “Es tan fácil como pedir tu rasca y gana con tu Heineken y enviar un correo con el código ganador”. Bien pues conseguir un código en los rasca y gana era tan fácil como conseguir uno de los 5 billetes dorados de Charlie y la fábrica de Chocolate. Consecuencia, muchísima gente habiéndose gastado todo su presupuesto en Heineken para no conseguir su código, pues en cada taco de rasca y gana sólo uno tenía código.

La mayoría de los asistentes fueron puestos en la lista de invitados de Gerente, de La Habitación Roja, y del propio BBK Live. Así que a todos ellos gracias, yo en mi caso tengo que agradecer a La Habitación Roja que pusiera a mis acompañantes en su lista.

La Habitación Roja

Dicho esto, vamos al lío, por fin salió la mitología levantina al escenario.

Me resulta un tanto imposible ser objetiva con uno de los grupos de llevan formando parte de mi vida desde hace casi 20 años, y por los que siento especial debilidad, lo confieso. Comenzaron con dos de sus temas de Sagrado Corazón: Ahora todo es Posible, seguido de La Albufera, y comenzó el viaje por las canciones de amor, por la melancolía, la emoción, la luz, la esperanza y la ilusión de grandes hits como Febrero, Volverás a brillar, La segunda Oportunidad (canción que nos emocionó a más de uno ) o Indestructibles. Un viaje que nos hace emocionar, que hace que se nos erice la piel, que nos hace bailar, y es que todas esas emociones son las que nos transmiten sus canciones, como ese verano en el que descubre el amor por primera vez cuando uno es adolescente y exprime cada minuto al máximo.

Un repertorio perfectamente escogido, en el que si en un primer momento tuvieron algún contratiempo con el sonido, en seguida lo solventaron y la voz de Jorge Martí comenzó a brillar en temas como Si tú te vas, o en La Moneda en el Aire. Pero si la voz de Jorge brilla es gracias a la guitarra de Pau Roca, capaz de tejer diversas atmósferas sonoras capaces de llevarnos desde el pop más dulce a sonidos más desgarradores con una facilidad inaudita, a los teclados de Jordi Sapena y los sonidos hipnóticos del bajo de Marc Greenwood y de José Marco a la batería.

La Habitación Roja Sala Backstage Bilbao

Fue un gran concierto, sin prisas pero sin pausa, con un público no especialmente entregado, y en el que nos confesaron que habían estado comiendo en una sociedad gastronómica a consecuencia de lo que tuvieron que saltarse la cena por primera vez desde el 98,  y es que en Bilbao comer, y más en una sociedad es más que eso, es todo un ritual, y como imagináis las cantidades son las que tienen que ser, no se andan con tonterías.

Pau Roca

Por supuesto no faltaron sus grandes hits que nos hicieron bailar como You Gotta Be Cool hacia la mitad del repertorio, y Ayer, con la que acababan el concierto antes de los bises. Normalmente Ayer la dejan para dar el colofón final, pero para la ocasión nos tenían guardada una más que agradable sorpresa para todos los que llevamos siguiéndoles durante sus 20 años de trayectoria….. Salieron para decir que se iban a permitir el lujo de tocar una canción que llevaban muchísimo tiempo sin tocar, y nos deleitaron con Los últimos Románticos. ¿Puede haber un broche final mejor? Puede que para los que han descubierto a este grupo recientemente sí, pero para mi fue el colofón ideal a un repertorio casi perfecto.

Larga vida a La Habitación Roja, y que viva el Pop.