Kenedy y Helsinki, placeres minoritarios en Málaga

KENEDY

Fecha: Viernes 11 de mayo.

Lugar: Vive Le Rock, Málaga.

Era la noche de La Casa Azul en el Auditorio de Málaga, una dura competencia, pero a mi me gusta llevar la contraria, además de cumplir mis compromisos con los amigos, así que me fui a Vive Le Rock. ¿Qué había en este local que me hizo dejar plantado a Guille Milkyway? Los chicos de Kenedy y Helsinki compartiendo escenario.

 

A los primeros ya tuve oportunidad de verlos en el Purapasta y volví a casa enamorada. Comandados por Iñigo Laspiur, los sevillanos están presentando su primer EP y parece que les gustó tanto Málaga que han vuelto a ponerla en su gira. Los segundos, Helsinki, se recorrieron los aproximadamente 600 kilómetros que separan Valencia y Málaga para que la capital de la Costa del Sol conozca su primer trabajo, Cuando las palabras hablan.

 

Helsinki abrió la noche puntualmente con Esculpir el silencio, algo que pudieron hacer perfectamente ante la escasez de público, que fue llegando tímidamente a lo largo de la noche. Joan (voz y guitarra), Héctor (bajo y coros), Lluis (guitarra) y Miquel (batería) venían avisados de lo especialmente difícil que está en Andalucía el tema de movilizar al público, pero eso no les hizo perder el sentido del humor en ningún momento. A golpe de guitarra y con la sorprendente habilidad de Joan como animador, los valencianos fueron desgranando su repertorio. Lo siento por aquellos que no pudieron verlos en acción porque se perdieron a un ciclón, a una auténtica descarga eléctrica. Los chicos tienen esas tablas que sólo da el trabajo duro y saben muy bien lo que hacen a pesar de su aparente juventud. Espero que vuelvan por aquí y que entonces se les aprecie como merecen.

 

A las 11 ya estaban Kenedy en el escenario con un repertorio algo más corto de lo habitual porque el tiempo de música en vivo en el local era limitado. Nos hicieron disfrutar igual, a quienes ya los conocíamos y a los habituales que iban llegando a Vive Le Rock sin tener ni idea de que esa noche había concierto. Abrieron con Wreck y le siguió Again & Again, su hipnótico single Into the wild, Take the chances… hasta cayó alguna versión. Dedicaron un tema a Helsinki, demostrando así el buen rollo que existe entre ambos grupos. De hecho, acabaron la noche cenando todos juntos. ¿Mi problema con este quinteto sevillano? Que siempre quiero más, no me preguntéis cómo lo consiguen. Si los habéis visto en directo la respuesta surgirá sola. Dicen que en agosto entran en el estudio. A ver con qué nos sorprenden… De momento tienen una interesante gira por delante, cuyas fechas lleva Iñigo como fondo de pantalla en el móvil para tener siempre presente cuál será la siguiente parada: Cádiz, Sala Supersonic el día 25.

 

Por cierto, tuve ocasión de charlar con unos y otros a lo largo de la noche y se confirma: además de grandes músicos son muy buenas personas. ¡No esperéis a que todos vuestros amigos os los recomienden!