Interpol despeja las dudas en Madrid

INTERPOL

Fotos: Solveig Möller (http://www.solveigmoller.com)

Lugar: Palacio de Vistalegre, Madrid.

Fecha: 13 de noviembre de 2010

Ya pudisteis comprobar hace un tiempo que no nos apasionó el último disco de los neoyorquinos. Y que la marcha de Carlos Dengler nos creaba series dudas acerca del porvenir de Interpol. Pero bien es cierto también que, cada vez que Paul Banks y sus chicos vienen a España, más que un concierto nos encontramos ante un acontecimiento que no hay que perderse. Además, había el morbo de ver la nueva formación en directo.

Y allí aparecieron los chicos de Interpol ante un abarrotado Palacio de Vistalegre, que anteriormente había presenciado la actuación de los prometedores Surfer Blood, en lo alto de un escenario iluminado de forma lúgubre para dar más emoción a la llegada de la banda.

Para empezar vimos a un Paul Banks más comunicativo que en anteriores citas, de hecho aprovechó la ocasión para recordar los cuatro años que pasó en Madrid y en los que, según sus propias palabras, comenzaron sus inquietudes musicales. Todo un guiño al que el público madrileño supo responder con incondicional apoyo durante todo el concierto.

Y comienza el concierto con Success, canción que también abre su último trabajo, seguida de Say Hello To The Angels, de su primer álbum, y el primer temazo de la noche, la grandiosa Narc, una de esas canciones que mejoran cada vez que la escuchas en directo con ese riff irresistible y ese final grandioso que en vivo suena como los ángeles.

Length of Love nos lleva de nuevo a los a menudo añorados tiempos del Antics y Summer Well nos hace adentrarnos de nuevo en las últimas muestras de su trabajo. Aunque el sonido del recinto no es demasiado bueno, la banda logra imponer su estilo y logra la reacción del público con Rest My Chemistry, sacado de Our Love To Admire, aunque el primer momento auténticamente de fervor de la noche llega con las dos siguientes canciones, nada menos que Slow Hands y C’Mere. Imposible no botar llegado este momento.

Como podéis comprobar, los chicos de Interpol van intercalando cuidadosamente temas de sus cuatro discos hasta la fecha, algo que satisface especialmente a todos aquellos que les vienen siguiendo desde su debut en el año 2002. Tras un momento de tranquilidad con Untitled viene Barricade, probablemente el único tema del último disco de Interpol que conocen muchos de los presentes en el concierto vistas las reacciones entre unas canciones y otras.

Take You On A Cruise vuelve a mostrarse como un temazo y Lights, con su cántico ceremonial logra arrancar aplausos, que se multiplican al llegar PDA, uno de los temas que les encumbraron con su debut. Va llegando el final del set principal, que terminan con Memory Serves y Not Even Jail, otro de sus mejores temas.

Tras hacerse desear unos pocos minutos, vuelven al escenario de forma progresivamente con la guitarra de Daniel Kessler para tocar The Lighthouse y concluir, esta vez sí, con dos temazos: Evil y The Heinrich Manoeuvre.

En definitiva, Interpol ofreció un concierto convincente, en el que demostraron que aún tienen mucha guerra que dar y que, pese al traspiés que para muchos ha supuesto su último trabajo, tienen aún mucha música que ofrecer. Sólo una petición, mejoren la acústica de Vistalegre, por favor.

Escrito por
Más de Jorge Híjar

JägerMusic: Baywaves sustituirá a The Saurs

Ayer os contábamos una de esas noticias que nunca nos gusta dar,...
Leer más