Feeder dejan a Madrid sin aliento

FEEDER

Fecha: 27 de marzo de 2011

Lugar: Sala Heineken (Madrid).

Por fin parece haberse roto la maldición Feeder. El grupo galés había tenido ya varios intentos de tocar en Madrid pero, un par de veces, sus conciertos tuvieron que ser cancelados por diferentes motivos. Ya pasó hace algunos años y, no tan lejos en el tiempo, en esta misma gira. La fecha inicial de este concierto estaba prevista para el 27 de enero de 2011 pero, tras cancelar parte de su gira, decidieron posponer la fecha de Madrid y Barcelona. Igualmente en Madrid se dio un cambio de sala, ya que en un principio iban a tocar en la sala Caracol y la noche del domingo los estuvimos viendo finalmente en la Heineken. Así, sólo algunos afortunados los pudieron ver en Madrid como teloneros de Coldplay allá por el 2003.

La banda de Newport comenzaron a tocar oficialmente como grupo en 1994 tirando de diferentes influencias como el rock alternativo o el grunge al que últimamente parecen acercarse cada vez más con una clara influencia de Nirvana. Desde entonces, han publicado siete álbumes a la venta siempre bien acogidos en Inglaterra. El último de ellos y que promocionan en esta gira, Renegades, ya lo conocemos desde junio del año pasado.

Feeder es otro de los grupos destacables por su compromiso social y su aparición en todos aquellos eventos donde pueden colaborar como banda, como es el caso de sus actuaciones en Live 8 de Edimburgo o Band Aid 20. De la misma manera, apoyan otras obras como War Chile, que los llevó hasta el Congo o Intermon Oxfam. Algo que no se olvidan de recordar en los conciertos y que no fue menos en el caso del domingo en la sala Heineken.

Ya encontrábamos seguidores del grupo esperando a las 20 horas en la puerta de la sala y, tras superar el maleficio, a las 22 horas exactas, salían al escenario Grant Nicholas, junto al japonés Taka Hirose al bajo y el imparable Damon Williams a la batería.

Desde la apertura del concierto con el tema Barking Dogs hasta que cerraron con su conocida versión de Nirvana, Breed, no dieron respiro al público madrileño que tampoco les falló. En todo momento hubo reciprocidad entre la banda y el público donde, si unos daban los otros respondían con más. Jóvenes venteañeros y no tan jóvenes lo dieron todo sin para de corear, saltar e incluso salirse de sus casillas en temas como Feeling a Moment de su último álbum, Just the Way I´m Feeling o Buck Rogers. Tras diecisiete inagotables temas, un corto respiro para volver con algunos de sus temas más conocidos como Seven Days in the Sun o Just a Day, cerrando su agotadora e incombustible puesta en escena como hemos adelantado con el conocido tema de Nirvana.

Así ponían fin a un concierto que, a pesar de ser en una pequeña sala, a ratos parecía más un concierto propio de estadio; por la actitud, los saltos, camisetas creadas exclusivamente para el concierto, gente subida a hombros… incluso algún intento de robo de la guitarra de Grant Nicholas, algo que los de seguridad resolvieron en segundos.

Sin duda, Feeder en directo se hacen grandes.

  • Iris

    El batería del concierto no fue Brazil, sino Damon Wilson,que para nada es lo mismo. Pido un respeto para estos profesionales, no son los únicos del grupo, pero en el grupo son únicos.

  • Gracias por el comentario Iris, tienes toda la razón y lo hemos corregido de inmediato. Un saludo y gracias por estar tan atenta y avisarnos!!

  • DAVID LLEGA

    Iris los baterias son muy importantes, y de hecho este en concreto le da un sonido muy particular a el grupo, pero no creo que un pequeño fallo sea una falta de respeto a nadie ni su labor, asi que tampoco te emociones que pareces su novia.

  • Lour

    Pienso igual que DAVID LLEGA, no creo que la equivocación con los nombres sea una falta de respeto a nadie

  • andres

    hola yo fui el que le quito la guitarra a grant nicholas cuando termino la cancion d breed versionada d nirvana…[email protected]