EL INTERESTELAR DE SEVILLA SE SACÓ LA ESPINA CON UNA EDICIÓN PLANETARIA

La música tenía una deuda que saldar con la ciudad de Sevilla después de la cancelación que sufrió el Festival Interestelar en su primera edición debido a la lluvia. De aquella primera edición solo se pudo celebrar la primera jornada, y eso que todo el equipo del festival trabajó duro para paliar los efectos del temporal, pero todo esfuerzo fue en vano.

Todo aquello ocurrió en el mes de octubre y para esta edición quizás no se la quisieron jugar tanto y lo trasladaron a mayo. Así que Crazyminds se presentó en la ciudad hispalense, con su solazo, su buena gastronomía y su arte para disfrutar de uno de los primeros festivales de la temporada.

El primer concierto que tuvimos el placer de ver fue el de Viva Suecia, y entendimos por qué todo el mundo habla de ellos últimamente. Fueron capaces de poner a bailar a todos los presentes sin importar el calor que hacía en Sevilla a las 17:00 pm. El colofón llegó con su aclamado Bien por ti, que ya puede considerarse un miembro más de la lista de hits del indie español.

Tras una cervecita fresca para paliar el calor, no todo iba a ser trabajar, presenciamos el concierto de Depedro. Un artista, que, a nivel personal, no me termina de enganchar pero que me encanta verle en directo siempre que tengo ocasión, porque si nos ponemos técnicos, le considero de los mejores músicos de este país.

Tengo que decir que es un orgullo ver a Neuman siempre. ¿De dónde sale tanto ingenio? Supongo que la mayoría saldrá de la cabeza de Paco y siempre es un gustazo verles en directo. Tell you y Turn It sonaron en Sevilla, y como no puede ser de otra forma, ésta última nos puso a menear las caderas.

La apertura de miras a la que se están sometiendo los festivales españoles hace que podamos disfrutar de leyendas del rock patrio tal y como es Loquillo. Elegancia pura y dura en el escenario para interpretar temas míticos y que el público coreara, tal y como son Feo, fuerte y formal o Cadillac solitario.

Tras no poder actuar en la pasada edición por la lluvia, Love of Lesbian tenía muchas ganas de tocar en Sevilla, y eso se notó desde principio a fin. Con una puesta en escena espectacular los catalanes salieron a escena entre luces azules y tocando Cuando no me ves. Pudimos ver a un Santi Balmes enérgico dando todo en cada canción que cantaron. Allí donde solíamos gritar o Club de Fans de John Boy como clásicos, pero encontramos también un gran repertorio de su último disco, El Poeta Halley.

¿Uno de los mejores directos nacionales? Si os digo que es León Benavente todo el mundo estará de acuerdo y en Sevilla iban a hacer honor a ese título. Lo de Abraham Boba sobre el escenario nos deja rotos siempre que les vemos. Tan rotos que no tuvimos tiempo para más, por el viernes fue suficiente, era hora de irse a la cama.

El segundo día tuvimos que sumarle al calor, la comilona que nos habíamos metido entre pecho y espalda. Íbamos a llegar justos al concierto de L.A., que llegaba con nuevo trabajo bajo el brazo y al que teníamos muchas ganas de ver en directo. Un problema con el sobrecalentamiento de unos ordenadores hizo que se retrasaran y que solo tocaran durante media hora más o menos. Tras la primera canción, que sonó muy bien, Luis Albert dijo que “todo se ha ido a la mierda, pero haremos lo que podamos”. Palabras que le honran y que demuestran que es un tío meticuloso que quiere el mejor sonido posible para su público.

Como no todo iban a ser bandas consolidadas, nos pasamos por el concierto de un grupo que va a dar mucho que hablar. Apartamentos Acapulco supo mantener a un numeroso grupo de personas frente al escenario, y coincidir con el principio de unos míticos como son La Habitación Roja no les supuso ningún problema. Qué quieres de mí o Scarlett fueron dos de los temas que hicieron que nos mantuviéramos con los 5 sentidos frente a estos chicos de Granada.

A priori jugar en casa puede ser un arma de doble filo, si no te sale todo bien puede ser una noche desastrosa, pero si todo te sale a pedir de boca, puede ser una noche mágica, y eso es lo que le pasó a Maga. Volvían a su tierra y no había más que ver la cara de felicidad de Miguel Rivera para darse cuenta de que estaban cumpliendo un sueño. Un tema mítico como “Diecinueve” no podía faltar, pero también sonaron temas de su nuevo trabajo, tal y como son Báltico o Por las tardes en el frío de las tiendas.

Lo que venía a continuación se notaba en el ambiente. Se respiraba solemnidad mezclada con nervios y caras de impaciencia. Empezaron a sonar unos rezos musulmanes cuando en escena aparecían ellos, Los Planetas. El plato fuerte del festival arrancaba su concierto con Islamabad, aclamado tema de su nuevo álbum, en cuya gira de presentación se encuentran actualmente. Hicieron un repaso a su nuevo trabajo a lo largo del concierto con canciones como Porque me lo digas tú o Espíritu Olímpico, pero también repasaron grandes hits de su carrera como Santos que yo te pinté, Jose y Yo y Segundo Premio. Terminaron el bolo con Pesadilla en el parque de atracciones y dejaron a la gente en todo lo alto, pero a muchos protestando porque echaban de menos algunos temas. A lo mejor, y esto es opinión personal, lo que os falta es educación musical y lo que tenéis que saber es que existen también los conciertos en sala, y ahí es donde se apoya de verdad al artista.

El inicio de la traca final corrió a cargo de Sidonie, que cerca de cumplir los 20 años de carrera, no cesan en la energía de sus bolos. Aparecían en el escenario con Loser de Beck y con panderetas haciendo una especie de rito sectario alrededor de la batería de Axel que daba comienzo a la hora y cuarto de fiesta que nos tenían preparada. Siglo XX, Carreteras Infinitas y otros temas de su último y aclamado trabajo sonaron en Sevilla, pero no se olvidaron de clásicos como Nuestro baile del viernes o El incendio.

La cosa se iba enfriando cuando aparecía Fangoria en escena. Con mucho brillo, mucho buen rollo y mucha coreografía, Alaska y hits como Rey del glam o A quién le importa hicieron que el Interestelar bailara y quedara preparado para el cierre de fiesta con los geniales ElyElla Djs.

En resumen, el Interestelar ha llegado para quedarse y en esta edición consiguieron sacarse la espinita de la pasada edición y pudo celebrarse. A seguir creciendo amigos. Y no dudéis que la gente de Crazyminds estará ahí para contar al resto del mundo vuestro trabajo.