El efecto We Have Band

WE HAVE BANDFecha: 30 de marzo de 2012

Lugar: Sala Caracol (Madrid)

A falta de una hora para el concierto todo señalaba que no era buena idea salir ese día, me encontraba tan mal que dudaba si llegaría a escuchar más de tres canciones, pero qué tendrán para mí los directos, y más en especial el del viernes, que a diez minutos de empezar ya estaba cámara en mano en primera fila esperando a We Have Band.

Sobre las 21:30 salieron de uno en uno al escenario Thomas, Dede y Darren, en silencio y sin apenas tiempo para empezar a escucharlos comenzó el movimiento de prensa de un lado a otro de la sala Caracol intentando llevarse la mejor foto. Dede es de las que saben dar espectáculo, moviendo las caderas, sacudiendo las baquetas o arrastrándose por el suelo si hacía falta. Dede se lo cree, sin salir de su papel en ningún momento.

Así llegó Still in The Groove, de las primeras en sonar en una sala un poco más difícil de llenar que otras de Madrid. No sobró mucho espacio para un público muy animado desde el principio, tal y como me esperaba los londinenses desprendían una energía que levantaba el ánimo a cualquiera. A partir del tema clave, Divisive, su setlist no dejó de ganar puntos.

Le dieron un repaso a Ternion, del que sonaron Visionary o Tired of Running sin olvidar su primer album WHB, más fuerte, con Honeytrap, WHB o You Came Out, tema con el que más jugaron haciendo que todos corearan sus silbidos. Importante el momento en el que Darren se hace con Waterlight, casi formando parte de ella cuando su cuerpo tiembla. Ya en ese punto de la noche, muchos estábamos convencidos de que repetiríamos. El efecto We Have Band que hizo que durante una hora y media no recordara mi tensión, sin dejar de bailar.

Después de su despedida, hablando de lo especial que era para ellos su concierto en España, cerraron con Where Are Your People y Oh!. En resumen, muy correctos, sabiendo que tienen dos discos consistentes y sin necesidad de alterar la línea de su sonido en el escenario. Es Darren Bancroft cantando y al control del sintetizador una gran base en la que apoyarse. Es también la personalidad de Dede y no por menos su marido, Thomas lo que me hará seguir pendiente de este grupo. Os recomiendo a todos que hagáis lo mismo.