DOMINGO (Que merece ser sábado) – FIB 19/07/2015

Esto se acaba, no sin antes agotar todas las fuerzas que nos quedan. Porque ya sabéis, si acabáis un festival con fuerzas es que no habéis aprovechado lo suficiente el cartel.

Nada más entrar al recinto se veía bastante menos público que días anteriores y es curioso porque el cartel no daba respiro. Puede que Portishead no sea reclamo para un fiber habitual que ya pudo verlos hace unos años con parecido espectáculo o que el FIB sea más proclive a grupos más festivos.

Lo primero era acercarse al escenario FiberFib-Radio3 a ver qué hacían Public Enemy. Flavor Flav y Chuck D salieron con su numerosa troupe de mc´s, más batería, bajo y guitarra vestidos de camuflaje a hacer levantar las manos al personal y saltar sin descanso. F. Flav hizo la mitad de su show sobre una especie de monopatín (y con sus collares y típico reloj colgando del cuello) haciendo giros sobre sí mismo a la vez que cantaba o tocaba el bajo.

Ya va siendo habitual que haya hip-hop en Benicàssim (como Dizzee Rascal o De la Soul otros años), algo que en festivales británicos sí tiene éxito parece que aquí cuesta más. Está bien cierta variedad de estilos, en carteles muchas veces demasiado “temáticos”, incluso grupos muy alejados de tus gustos (aunque quien no conoce Fight the power o Don´t believe the hype) pueden dar el concierto de fin de semana.

IMG-20150721-WA0017

Y aunque me daba pena perderme a Belako (que este año andan como un tiro), era el momento Vetusta Morla, que se estrenaban en el FIB nada menos que en el escenario principal Las Palmas.

Debatir si tenían que haber ido antes o no sólo es algo que la organización puede contestar, aunque si tengo que dar mi opinión, tengo que decir que los debates sobre la comercialidad o “lo indie” están muy anticuados.

Para los que hayan visto en la última gira a los de Tres Cantos, el concierto (como suele pasar en los festivales con grupos que conoces y te gustan) resultó cortísimo. Pero también como siempre y gracias a una intachable profesionalidad, sonaron estupendamente. Empiezan a tener un repertorio amplio y sonaron entre otras Valiente, La Deriva o El hombre del saco (con cambio de letra incluido “lo de Grecia es dramático”). Siguen ganándose a pulso todo lo que están consiguiendo.

Terminaron con un bis de Los días raros, y antes recomendaron que nadie se perdiera a Portishead. Pero antes todos corrimos a ver a Alex Kapranos al escenario FIberFib-Radio3.

FFS, o lo que es lo mismo, la unión de Franz Ferdinand y Sparks, merecía un horario y un escenario mejor, y se podía comprobar sobre todo cuando tocaron éxitos de cada grupo en solitario, porque ese escenario no ha estado tan lleno de fibers bailando como hasta ese momento. No solo que las canciones de su disco conjunto estén bien (FFS) y sean ya por si solas un reclamo, sino que en directo sonaron también This town ain´t big enough for both of us de Sparks y Take me out, Do you want to o Michael de Alex y los suyos.

Y es que si hay un grupo asociado al FIB en los últimos años es Franz Ferdinand: hace años los vimos de día, tocando su primer disco a media tarde, y ahora sus conciertos son de los más concurridos e imprescindibles del festival.

No suelen salir muy bien este tipo de reuniones, pero en esta ocasión está siendo un éxito y, parece que está sirviendo para reactivar a ambas bandas. Sólo hay que ver como se jalearon los bailoteos del peculiar Ron Mael.

Portishead, representantes del trip-hop más en forma, quizás los únicos, sólo tienen que salir a escena con la sobriedad habitual (vestidos como tu vecino de al lado y con unas pantallas que mezclan imágenes en directo con videos sin excesiva espectacularidad que empañe las canciones) y descargar todo su arsenal. Comenzar con Silence ya resulta demoledor, pero es que después caen Sour times o Mysterons y ya sólo te queda entrar en trance. Eso sí, como no lo consigas, porque no te gusten o no sea el momento adecuado, mejor que te busques otro grupo en otro escenario porque puede que del bajón no te recuperes.

Si tras escuchar Glory Box o Machine Gun no caes rendido a sus pies y deseas con todas tus fuerzas que saquen disco nuevo es que no tienes sangre en las venas.

Después de recibir una nueva lección de clase de Beth Gibbons parecía que el FIB ya se acababa, pero aún quedaba la sorpresa del festival, el concierto revelación, la fiesta surrealista de Joe Crepúsculo y algunos amigos en un autobús. A algún que otro despistado le pilló incluso marchándose a pasar la resaca a la tienda de campaña (o si era más afortunado a alguna habitación de hotel) pero si veía la que estaban liando en el Red Bull Tour Bus, se quedaba a darlo todo.

Todos cantando (algunos menos que otros) y bailando (esto sí, todos) como locos, mención especial para Nacho Vigalondo (Alacrán) que fue la sensación en vivo y en las redes sociales por su contagioso desenfreno. A la coctelera, Alberto 1862 Dry, trabajando para que sus socios no se quedaran secos. Tomasito haciendo de él mismo, y quedándose en paños menores, además de Aaron Rux y Esteve Torres y por supuesto Joe Crepúsculo con su repertorio perfectamente engrasado, que en algún momento ha pasado de ser un cantautor tecno al dance más frenético. A Fuego, La Verdad o la versión de Los Punsetes Maricas, no dejaron a nadie quieto y sí con ganas de más.

Entraban dentro de nuestros planes Bastille, pero después del show de la Crepus Boy Band merecíamos algo de avituallamiento y reflexión de lo que acabábamos de vivir.

IMG-20150721-WA0026

Nos acercamos a ver a la danesa Mo en la enésima presentación de su disco debut No Mythologies to Follow, pero no estaba por la labor de salir a su hora (cosa rara porque la puntualidad fue la norma) y tras media hora de espera, nos fuimos a ver a Novedades Carminha y todos tan contentos.

Garaje punk nacional del bueno con la personalidad de Xavi Pereiro, Carlangas y Jarri para quemar los últimos cartuchos y redondear un festival que según sus organizadores y su nuevo responsable Melvin Benn, ha frenado la caída de espectadores que llevaba arrastrando los últimos años.

Un 6% más de abonos vendidos, un 25% más de público nacional de un total de 115.000 fibers repartidos entre las cuatro jornadas.

Ya hay fechas para el FIB 2016, del 14 al 17 de Julio y ya están a la venta los abonos a precio muy económico en la web de fiberfib.

Nosotros iremos seguro. ¿Nos vemos allí?