Despedimos el 1999 con Love of Lesbian

LOVE OF LESBIAN

FECHA: Jueves 24 de febrero

LUGAR: Sala Razzmatazz (Barcelona).

1999 ha durado dos años, han sido más de 150 conciertos de una gira que se cierra con tres “sold out” seguidos en la sala Razzmatazz. Todo un triunfo dentro de la escena musical nacional, pero sin “operaciones televisivas”, ni radio fórmulas. Sólo ganas de trabajar, disfrutar de lo que se hace y mucha inspiración. Porque Love of Lesbian no han parado en estos dos años, con un ritmo de conciertos que pocos grupos pueden hacer. Un éxito gradual.

Ayer, 24 de febrero, era el primer concierto de la despedida de la gira, y la sala estaba llena a rebosar. Se respiraba el ambiente de las grandes ocasiones y la expectación del público en las primeras filas ya nos hacía sudar; éramos protagonistas de algo muy gordo.

Una proyección de video nos da las primeras claves de lo que será el concierto y de lo que significa el año 1999, que da nombre el disco. Y es que este última entrega es una pequeña joya llena de historias nostálgicas, de amores, de rupturas, de relaciones entre personas… lugares comunes que, quien más o quien menos, conoce bien. También una mirada simbólica a otra época donde éramos más jóvenes, cuando las emociones florecían y se vivían más intensamente. Y ahí es donde nos  llevaron los Love of Lesbian durante las dos horas y cuarto que duró el concierto.

Nos desarman empezando la actuación con Allí donde solíamos gritar, celebrada y cantada por cada individuo que estaba en la sala, dejando claro que es la canción más emblemática del disco, con su video clip, que por siempre jamás tendremos tatuado en nuestras retinas. La siguieron Un día en el parque y Las mala lenguas, y nos vamos dando cuenta de dónde estamos y el porqué: Canciones pop perfectas de gran peso emocional nos cogen de la mano.

El concierto en ningún momento bajó el ritmo, acompañado por un repertorio impecable de una banda que tiene canciones geniales a puñados para escoger. A destacar las colaboraciones de Zahara, en la segundas voces de la preciosa Domingo astronómico, y de los Mishima al ejecutar una fantástica y contundente versión de Música de ascensores.

Santi Balmes es un” frontman” que transmite y emociona (quizás un poco más parado que en otras ocasiones, por un intento fallido de “crowd surfing” en Valladolid que salió mal), y su conexión con el público es intachable, igual que la profesionalidad de todos los integrantes de la banda. Todo sonó bien, tocaron genial, fue perfecto, y sin artificios, sólo con el peso de las composiciones.

Cierra el primer bloque La parábola del tonto, esa demoledora canción sobre las relaciones de pareja. Vuelve el grupo segundos después para encarar la recta final con la siempre orgiástica Algunas plantas, ya con regusto de despedida. Suenan las 12 campanadas; se está acabando el 1999. Entre proyecciones con una recopilación de imágenes en directo de la banda y otra del Moon River con Frank Sinatra, caen los temas 1999 y 2009. Voy a romper las ventanas. Y el círculo se cierra.

Despedimos la gira, conscientes de que hemos visto algo no usual. Un fenómeno que cuesta ver por estas tierras, que una banda llegue a este nivel de éxito con trabajo constante, inspiración artística, humildad, y con el “boca-oreja”. Nos rendimos ante Santi Balmes y los suyos.

P.D.: Un setlist para marearse:

  1. Allí donde solíamos gritar.
  2. Un día en el parque.
  3. Las malas lenguas.
  4. Noches reversibles.
  5. La mirada de la gente que conspira.
  6. Segundo asalto.
  7. Los colores de una sombra.
  8. Domingo astronómico.
  9. Música de ascensores.
  10. Incendios de nieve.
  11. El ectoplasta.
  12. La parábola del tonto.
  13. Algunas plantas.
  14. Los niños del mañana.
  15. El amante guisante.
  16. Miau.
  17. Club de fans de John Boy.
  18. 1999.
  19. 2009. Voy a romper las ventanas.
Escrito por
Más de Jordi Teixidó

Confirmaciones internacionales para el Polifonik Sound

El Festival Polifonik Sound, que se va a celebrar los días 11...
Leer más