Ruido con acento español en South by Southwest

JOE CREPÚSCULO - SOUTH BY SOUTHWEST

Decibelios descontrolados, sintetizadores con ganas de marcha o ritmos urbanos desenfrenados. El South By Southwest sigue deparando emociones fuertes cada noche. Muchas de esas sensaciones perdidas bajo el cielo de Austin tienen acento español. La armada española en Texas ha hecho mucho ruido durante estos intensos días.

Más de 20 artistas españoles han pasado por el South By Southwest esta semana. La primera en dejar su huella en Austin ha sido Bad Gyal. La bella catalana ha seducido con su sonido urbano y sus insinuantes bailes. Fue protagonista de la fiesta inaugural del festival musical en The Main, un coqueto local en la Calle Sexta, el 13 de marzo. Tuvo el lujo de telonear a las Pussy Riot y no desentonar. Los compañeros de la prensa local se preguntaban por su procedencia pero se quedaron prendados de sus ritmos latinos.

 

Noche española en Austin

Un día después la noche se teñía con el encanto castizo del showcase organizado por Sounds from Spain. En plena Rainey Street se aglomeraban los españoles residentes en la ciudad y los amantes del pop para fascinarse con el talento maduro de Neuman, que nos sorprendió desnudando su música en un acústico íntimo y seductor. Posteriormente, una veterana en mil batallas regresaba a Austin tras su aventura en el SXSW 2001. Christna Rosenvinge atraviesa una buena época en su música. Se le nota serena y con ganas de llevar más allá cada nota.

Algo que quedó demostrado en su set de aproximadamente 35 minutos. Casi sin darnos cuenta nuevos rostros iban poblando el escenario de pop radiante. Es la magia del SXSW, en apenas hora y media puedes disfrutar de tres bandas increíbles sin necesidad de pruebas de sonido. Todo suena milimetrado aunque es cierto que en la fiesta española hubo algún que otro problema acústico que fue solucionándose a lo largo de la noche.

 

The Zephyr Bones son pura adrenalina juvenil. Esta banda barcelonesa suena a pop de raíz universal aunque tiene un regusto personal irresistible. En directo ese descaro es un aliciente más. No es de extrañar las buenas sensaciones que están generando en su gira americana. Con solo 20 años en el pasaporte les queda mucho que ofrecer a la escena española. Su primer SXSW les llevó por todo Austin en un increíble maratón musical, al igual que el resto de bandas. Todos ellos, excepto Bad Gyal, inmersa en otros festivales americanos, se han pegado más de diez conciertos en la capital texana. La fuerza de su propuesta les ha permitido triunfar en tierras americanas.

El claro ejemplo de ello son Los Wilds que en el showcase fueron una fuerza arrolladora capaces de convertir The Bungalow en un garito más de Malasaña. Volveremos más adelante sobre su increíble y escandaloso paso por Austin. Antes, se caldeaba el ambiente en Rainey Street con Bad Gyal en un momento de afluencia máxima de público. Los que se quedaron conocieron de primera mano lo que es un desmadre a la española. Los Wilds sembraron la semilla que después regaría de electrónica, locura y desfase Joe Crepúsculo.

 

Mi fábrica de baile, himno oficial 

Fidel con sus maracas escalando por el escenario fue una de las imágenes de la noche. Joe puso el puntazo festivo a la noche más española del SXSW. Los Wilds le acompañaron al final de su lujoso set donde dio todo lo mejor de su repertorio. Un repaso engalanado como desafío a unos pies ardientes tras muchas horas de noche. Mi fábrica de baile cerró el showcase magistralmente. Estuvimos de post concierto con todos ellos hasta que el staff del festival nos largó del bar. Nos preguntaban por dÓnde continuar la noche pero Austin chapa a las 2, por desgracia.

El pasado viernes 16 nos reencontramos en una paella multitudinaria con el mismo showcase igual de festivo cortesía de Sounds from Spain. Al igual que en la cita del miércoles noche, el cierre correspondió a Joe Crepúsculo y a su Fábrica de baile, que se ha ido convirtiendo en el himno de guerra de los españoles en esta edición del SXSW. Poco más tarde nos encontramos en el Cheer’s Up con otras de las triunfadoras absolutas del festival, las Hinds.

 

Locuras nocturnas en el South By Southwest

El Cheer’s Up es un un jardín musical y allí florecían estas madrileñas capaces de convertir cualquier lugar en un pedacito de Malasaña. Veteranas de varios SXSW su energía ilimitada les hace imprescindibles en cualquier noche. Hablamos de su trayectoria internacional y sus experiencias en el festival. Os lo contaremos en otro artículo con las voces de los protagonistas españoles del South que estamos preparando. Otro año más se han convertido en uno de los estandartes del festival texano con una acogida que pocas bandas españolas pueden presumir.

Esa misma noche nos fuimos al Hotel Vegas para recrearnos con uno de los bombazos de todo el SXSW. El Vegas ha sido la base de operaciones de los españoles más nocturnos en Austin. Allí estuvimos de fiesta con Joe Crepúsculo y Los Wilds. Pocos podían recrear con palabras lo que acababa de suceder en la sala interior de este castizo lugar. Fabiano, el batería de Los Wilds, comentaba: “Lo que viví ahí dentro no lo he vivido en mi vida como músico.” Tampoco Austin. El garage de los madrileños encaja como anillo al dedo en esta ciudad y más en un local como el Vegas. Aún así, pocos esperaban la energía y la locura que generan estos tipos. Una energía que no se encuentra por estos lares. El momento cumbre fue ver a Fidel en calzoncillos por el local para terminar deambulando en ropa interior con sus maracas y cantando en plena calle. Apoteósico.

 

Versos hispanos sueltos

Pero no se acaba ahí la aportación de la música española en Austin durante estos días. Los madrileños FAVX también han creado mucho ruido con su garage salvaje al igual que el pop sensorial y femenino de Melenas o los sofisticados Ganges, cuya sensualidad ha encajado perfectamente con un público texano deseoso de nuevos horizontes sonoros. Por su parte, Baywaves, Belako o Estúpida Erikah han dejado el pabellón del pop español bien alto con diferentes y amenos shows en diversos locales de la ciudad. Un gran esfuerzo por parte de todos los artistas españoles.

Ha sido una lástima no poder llegar a verles a todos pero en general hemos encontrado una demanda inesperada por parte del público de música española. Ojalá se destinen más esfuerzos en difundir la escena española en la puerta de entrada al mercado americano que es el SXSW. Los músicos nunca fallan en su cita con el público.

Nosotros seguiremos disfrutando durante unas horas más de este sueño musical hecho realidad. Después tocará despertar de la burbuja en la que hemos estado metidos durante ¡9 días! Afortunadamente solo quedan 365 días para el siguiente SXSW.

Escrito por
Más de David Arias

Darwin Deez – Songs for imaginative people

Durante muchos años te pasas la vida queriendo ser igual que la...
Leer más