Concierto de Los Campesinos y… conciertazo de Dry The River!

loscampesinos

Fecha: 4 de Septiembre de 2012

Lugar: Sala Music Hall (Barcelona)

Valentía y comodidad. Afinación y desgarro. Variedad y linealidad. Contención y baile… Dos realidades musicales en una misma noche. Dos bandas en diferentes momentos creativos nos dieron una buena noche en el Music Hall barcelonés.

Había expectación para ver a Dry The River, esta banda que ha tenido un muy buen debut con Shallow Bed (2012). La formación que se creó en 2009, y que en directo, parece como si se llevaran más años tocando: Con una ejecución impecable, un vocalista excelente, y un exquisito acompañamiento de violín, demostraron que están perfectamente engrasados y sin fisuras.

Nos presentaron su material, un folk rock de paisajes que se mueven de la tranquilidad a la rabia con una naturalidad pasmosa. Es una formación de influencias variadas: Sí queremos comparar, podríamos decir que nos pueden recordar al folk de Fleet Foxes, la intensidad de Biffy Clyro, los temas más reposados de Jeff Buckley, y con algún punto de agresividad punk, ya que originalmente, la banda era un grupo de hardcore, y eso se nota en su personalidad y presencia en el escenario. Quizás de este poso más rabioso, es de donde sale una mezcla más que interesante, de la que demuestran un potencial aún por explotar, y una creatividad que puede dar mucho de sí. Su directo es una montaña de rusa de sensaciones que pueden ponerte la piel de gallina (En los temas más intimistas y preciosistas) para posteriormente hacerte mover la cabeza en un destello de rabia. Una banda que hay que seguir de cerca.

Posteriormente, salieron Los Campesinos. Esta banda de jovenzuelos tiraron de los hits marca de la casa, y hicieron saltar y corear el respetable. Si bien, sonaron correctos y salieron bien engrasados, hay que remarcar que la linealidad de su repertorio empieza a acusar su propuesta. La falta de variedad provoca una sensación de estancamiento en el grupo, que se ha asentado en una estilo de composición buscando la victoria fácil y transmitiendo una sensación de deja vu, en el caso de haberlos visto en otras ocasiones.

Cabe decir que el concierto fue bueno, sin duda alguna, pero quizás deberían buscar otros caminos, experimentar y hacer evolucionar su sonido.

Con todo, la noche fue pura diversión, y fue redonda. Pero, hay que decir que Dry The River hicieron KO técnico a la banda más famosa de la velada. La frescura, la variedad en las composiciones, un cantante excelente en pos de otro más desatado, y la gran capacidad para transmitir, fueron las grandes bazas de los debutantes. Otras ocasiones tendremos de verlos, pero quizás la composición del cartel estará al revés.

Síguenos en Facebook: