Asistimos al concierto sorpresa de Alberta Cross en Barcelona

Foto: Carlota Figueras

Mañana soleada de domingo. Tras una semana fría que recordaba más a otoño que a primavera, el sol vuelve a pegar con fuerza en Barcelona. Medio centenar de personas agradecen este clima en una azotea del centro de la ciudad mientras esperan que dé comienzo una nueva edición de Sofar Sounds (os refrescamos la memoria: conciertos secretos en localizaciones poco comunes). La primera actuación pilla por sorpresa a todos los asistentes: Petter Ericson, líder de Alberta Cross aparece en el improvisado escenario y empieza a desgranar algunos de sus temas.

El músico sueco afincado en Brooklyn llevaba unos días en la ciudad condal grabando unos temas para un proyecto cinematográfico y desde la organización de Sofar aseguraron que era un “privilegio” contar con su presencia en esta nueva edición de los conciertos de pequeño formato. Acompañado de una guitarra eléctrica algo saturada y con mucho reverb tocó algunos de los temas de su último trabajo homónimo, que como el mismo reconoció “están inspirados en un viaje que hice por California”. De ahí el sonido cálido y con cierto aire de blues que desprenden sus canciones. No faltaron algunas de sus canciones más célebres, como Low Man o la gran Oldman Chicago, con la que cerró su actuación.

Los siguientes en presentarse ante el público fueron los madrileños Fuckaine. Fueron presentados como “pop de vanguardia” pero la verdad es que es complicado catalogar su música dentro de un estilo específico. La banda acababa de presentar en Barcelona su último trabajo Pizza Valentine (2016, Industrias Bala / Gran Sol), un disco en el que los sintetizadores y un bajo rápido y distorsionado hacen de sus canciones auténticas bombas para noches de desfase y fiesta. Reconocieron estar resacosos por la noche anterior, pero poco faltó para que el público se pusiese en pie (durante los conciertos se pide a los asistentes que se sienten) cuando tocaron Ode to Repetition.

Los gallegos Escuchando Elefantes fueron los encargados de cerrar el aperitivo musical. En Crazyminds ya os hablamos de ellos hace unas semanas, cuando telonearon (con sobresaliente) a Glen Hansard durante su mini gira española. Silvia y Carlos están presentando Hope (2017, Escuchando Elefantes), su último trabajo. Durante su actuación volvieron a demostrar esa facilidad con la que pasan de melodías muy pausadas a finales desenfrenados y épicos. The rain podría ser perfectamente un hit de esos que llenan estadios, muy en la senda de Mumford and Sons y con un final que alargan hasta que el público acaba pro aprendérselo. Sin embargo, lo más remarcable de la actuación de Escuchando Elefantes fueron los temas que tocaron totalmente desenchufados, demostrando al público que el grupo se formó tocando en la calle (todavía hoy salen a tocar de vez en cuando).

El cierre con la cover de la mítica Hallellujah de Leonard Cohen fue el broche perfecto a una mañana de sol y música. Para asistir a alguno de estos conciertos, apuntaos en la web de Sofar.