Una crítica a la propia cartelera y lo que nos viene próximamente

LA PIEL QUE HABITO - PEDRO ALMODÓVAR

Tras mucho divagar allí y allá por decidir qué película reseñar esta semana, he concluido que lo mejor es hacer una crítica a la propia cartelera. Bien es sabido que el verano es una mala época para los estrenos de cine siendo estrenadas, sobre todo, películas animadas (ya se sabe, para que los padres puedan llevar a sus hijos mientras todos disfrutan de las vacaciones). No obstante, también se debería pensar que no sólo los niños están de vacaciones, y que hay unos targets que a mi juicio no se cubren en absoluto. Las películas de reciente estreno que copan la cartelera con títulos como Bad Teacher, Los pitufos, la comedia española Amigos, o la adaptación del cómic Linterna Verde (con muy malas críticas por parte de sus fans, por cierto) dejan mucho que desear (y más aún cuando el precio que se ha de pagar por verlas no es ni mucho menos una nimiedad hoy día).

Como salvedad, nos ofertan el ‘cine de verano’, en el que la cartelera no es tan discutible por la variedad de su repertorio fílmico, para todos los gustos y edades. Sin embargo, este circuito de ‘cine de verano’ está relegado a algunos exclusivos municipios (veáse aquí, por ejemplo, el caso de Madrid: http://www.madrid.org/cinedeverano/municipios.htm).

Demos gracias a los que casi son considerados cine de culto como la cadena de cines Renoir, los Golem, o los cines Verdi, una minoría de cines que, además de ofrecer las películas en Versión Original, cuentan con una señalable distribución (en comparación a las demás cadenas más comerciales, y teniendo en cuenta la mala distribución que hay de forma generalizada, véase el artículo de Ángel Vilar al respecto). A estos últimos, los Verdi, les agradecemos además la gran restrospectiva de cine que están llevando a cabo, con lo que todo aquel que quiera conocer el cine en toda su esencia no tendrá problemas para hacerlo, y no en casa, sino en una verdadera sala de cine. Brindan con ello también la oportunidad, a aquellos que somos amantes de este mundo, a disfrutar de las películas de Sergio Leone, de Stanley Donen, de Roman Polanski o incluso de Charles Chaplin (entre otros) en pantalla grande, algo que, lógicamente, no pudimos hacer. Un regalo intachable y memorable para los ojos de los espectadores que acudan a estos encuentros.

Y qué mejor que acabar este artículo poniéndonos los dientes largos cual Nosferatu en mitad de la noche… afilen colmillos… comenzamos. Tras su paso por Cannes y con alabada crítica, el 2 de septiembre tendremos en nuestros cines una película de tierras patrias, La Piel que Habito, de Pedro Almodóvar. Siguiendo en la línea de Cannes, subimos unos escalones y nos encontramos con el film ganador de la Palm D’Or, El Árbol de la vida (The Tree of Life, 2011) de Terrence Malick, que se estrenará el 16 de septiembre.

Pasamos también por la animación, con Arriety y el mundo de los diminutos (Karigurashi no Arrietty, 2011) con guión de Hayao Miyazaki (Ponyo en el acantilado, El Viaje de Chihiro) el 16 de septiembre. Y entre otras, acabamos con el estreno, el 30 de septiembre, del esperado documental Pina, dirigido por Wim Wenders. Éste relata y homenajea la vida de la coreógrafa Pina Bausch, icono de la danza actual, transmisora de sensaciones a través del movimiento, emocionante lírica visual. Para aquellos que no habéis visto nada de ella, la recomendamos encarecidamente, y hacemos otro guiño al director manchego, Almodóvar, señalando una de sus mejores películas, Hable con Ella, en la que Pina Bausch participó.

Y bien… guarden sus colmillos hasta entonces… de momento hagan reminiscencia del buen cine.