Recomendamos… Hasta que Llegó su Hora (1968) de Sergio Leone

HASTA QUE LLEGO SU HORA

Sergio Leone había acabado con el spaghetti- western. Había cerrado la trilogía del dólar con: El bueno, el feo y el malo a las que habían precedido Por un puñado de dólares y La Muerte tenía un precio (todas interpretadas por un, hasta el momento, desconocido Clint Eastwood). Estaba agotado del género y su sueño era rodar la que muchos consideran su gran obra maestra Érase una vez en América. Pero como él mismo expresó: el éxito se paga y Paramount le obligó a rodar un último spaghetti si quería financiación para su película.

 

Quiso el destino que por su camino se cruzaran un tal Bernardo Bertulucci y Dario Argento y entre los tres crearon uno de los mejores guiones de la historia de los western. Para la banda sonora tiró de su amigo de la infancia y compositor de sus anteriores películas Ennio Morricone.

 

La película arranca con tres pistoleros a sueldo esperando en una estación destartala de ferrocarril la llegada de un forastero (Charles Bronson). Por otro lado, al mismo pueblo, llega Jill McBain (Claudia Cardinale) una ex prostituta de New Orleans dispuesta a comenzar una nueva vida con el hombre del que se ha enamorado pero este resulta asesinado antes de que su sueño se haga realidad. El pueblo está bajo las ordenes del millonario Morton (Grabielle Ferzetti) cuya mano derecha es el despiadado pistolero Frank (Henry Fonda). Por último Cheyenne (Jason Robards) ha conseguido fugarse de la justicia y ansía recuperar su banda de pistoleros. El destino de estos cinco personajes se cruzará irremediablemente y las consecuencias serán impredecibles

 

En el film hacen acto de presencia muchos de los elementos clásicos de este tipo de género cinematográfico: el héroe sin nombre, el villano sin escrúpulos, cuatreros, forajidos, fulanas… a los que Leone suma la llegada del ferrocarril. Un ferrocarril que representará el comienzo de una nueva América pero el final de un viejo estilo de vida donde ya no hay cabida para la figura del mítico pistolero.

 

Los cuatro actores principales: Bronson, Fonda, Robards y Claudia Cardinale completan una actuación soberbia con mención especial para Henry Fonda. Nunca uno ojos azules había transmitido una mirada tan fría. Hasta la fecha Fonda había sido el sueño americano, el yerno que toda madre quería tener y Leone supo convertir todo ese carisma en un personaje malvado y sin escrúpulos. Por su parte Claudia Cardinale (gran amiga de Leone) asume la responsabilidad de interpretar por primera vez en este tipo de género a una mujer de carácter que no se deja amedrentar por las circunstancian que la rodean. Todo ello sin renunciar al erotismo que parece exudar esta mujer por cada poro de su piel bajo las altas temperaturas del desierto.

 

Aunque la trama del film transcurre en el estado de Arizona, lo cierto es que la mayoría de la cinta está rodada en Almería (práctica común de la época ) y en Monument Valley en homenaje a su admirado John Ford. La banda sonora corre a cargo de Ennio Morricone él cual dota a cada uno de los cuatro personajes principales de un tema personal que les precede en cada puesta de escena.

 

Por último una advertencia. Siempre que oigáis el sonido de una armónica ¡poneros a cubierto!

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!