Recomendamos… Casi Famosos (Almost Famous, 2000) de Cameron Crowe.

CASI FAMOSOS

Podría decir que la película de la que voy a hablar la conocí porque se me ocurrió verla por iniciativa propia, pero estaría mintiendo. Un buen amigo, hablando un día de nuestras películas favoritas, me dijo que la suya era “la mejor película sobre un grupo de rock que se ha hecho”. A día de hoy se ha convertido en una de mis favoritas. Estamos hablando de Casi Famosos.

Para quién no la conozca, Casi Famosos es una película ambientada a principios de los 70 y cuenta la historia de William Miller, interpretado por Patrick Fugit, un joven de 15 años cuya máxima aspiración es tener su sitio en el mundo del rock, el cual adora. Su gran oportunidad viene de la mano de la revista Rolling Stones, pudiendo acompañar como reportero al grupo de rock Stillwater durante su gira. El film, escrito y dirigido por Cameron Crowe es en realidad una cuasi biografía de éste, ya que Crowe tiene el récord de ser el reportero más joven de dicha publicación.

Lo que más impacta de la película es sin lugar a dudas su banda sonora. A parte de las canciones del grupo protagonista Stillwater, encabezado por Jason Lee y Billy Crudup, la banda sonora se completa con los grupos de música que invadían radios y llenaban salas de conciertos. The Who, Rod Stewart, David Bowie o Cat Stevens ayudan a ambientar la cinta para que el espectador pueda meterse desde el minuto uno dentro del mundo que el protagonista adora y le hace madurar, haciéndole partícipe de todo lo que envolvía esa vida: sexo, drogas y rock and roll.

Hay dos canciones que destacan en la película. Al principio, la toma de contacto con el mundo del rock del protagonista es gracias a America, de Simon & Garfunkel, cuyo fin es intentar explicar las ganas de libertad de una generación que necesitaba cambiar radicalmente lo establecido y el rock se había convertido en su vía de escape. Estas ansias de libertad y de vivir están representadas por la hermana de William, Anita, interpretado por Zooey Deschanel, y su gran amor, Penny Lane, interpretado por Kate Hudson. Por otro lado, Tiny Dancer de Sir Elton John, inunda con su positivismo el autobús de una gira que no dejará indiferente a ninguno de sus ocupantes.

Por último, cabe destacar Feel Flows, de los Beach Boys, canción destinada a los títulos de crédito. Elección muy acertada a mi parecer ya que expresa un buenrollismo increíble, en fin, ¡son los Beach Boys!

Sin lugar a dudas es una película que recomiendo a todas aquellas personas que les guste la buena música y quieran saber cuál es la banda sonora de toda una generación y la cual ha seguido acompañándonos hasta nuestros días y se han convertido en dioses dorados.