Mi ‘perfecta’ hermana

309267

Mi “perfecta” hermana, es la ópera prima de la cineasta sueca Sanna Lenken que llegará a las salas de cine el próximo 3 de junio. Esta película ha participado en la Berlinale (obteniendo el Oso de Plata al Mejor Largometraje) y también ha pasado por la Seminci de Valladolid, así como por el Festival de Cinema D’Autor de Barcelona.

El film narra de manera brillante la historia de Stella (Rebeka Josephson), una niña de 11 años que idolatra a su hermana mayor y que lo único que quiere es parecerse a ella. Lo que Stella no sabe es que su hermana Katja (Amy Deasismont) esconde un grave trastorno alimenticio que lentamente irá destruyendo a su familia. Es una historia contada desde la inocencia de Stella y donde veremos cómo la protagonista se enfrenta a la situación de la mejor manera que sepa y pueda. Stella tendrá que lidiar con aluvión de sentimientos: celos, amor, traición, miedo que la llevarán a madurar. Todo ello enmarcado con una calidez extrema y algo de humor.

Mi-Perfecta-Hermana-encarteleraonline-312

En la primera película Sanna Lenken nos trae una historia donde conviven el humor y la sensibilidad a parte iguales. Lenken nos sumerge en el microcosmos de la vida de una pre-adolescente que empieza a notar los primeros cambios tanto en su cuerpo como en su visión del mundo. La película con pinceladas autobiográficas (Sanna Lenken padeció anorexia en su adolescencia), sigue paso a paso la anorexia de Katja. La hermana de Stella es una gran patinadora de hielo de dieciséis años que parece tenerlo todo y es el espejo donde se mira Stella.

Un detalle significativo es que la comida está en todas partes, recorre básicamente toda la película. Nos encontramos continuamente con mordiscos, aperitivos, comidas y cenas familiares. Es el hilo conductor para rastrear la evolución de la enfermedad, y ver las reacciones de los padres incluso las reacciones de Katja y Stella ante la comida.

Una de las cosas que más me gustan de la película es que consigue revertir las situaciones más graves en esperanzadoras con un aplomo impecable. Como por ejemplo, las escenas de seducción de Stella hacia el profesor treintañero de su hermana Katja. Una combinación de inteligencia e inocencia.

La situación que viven los protagonistas poco a poco se transforma en una pesadilla. Llegamos a ver muy de cerca como la anorexia marca, sobre todo, el fin de la infancia de Stella, y la caída de su mito Katja. Frente a la enfermedad de su hermana, Stella se ve obligada a abandonar su condición de espectador sorprendiéndonos su manera de actuar tan autónoma e independiente para una niña de su edad con el fin de salvar a su hermana.

El enfoque de Katja convirtiendo su cuerpo en algo patético y mostrarnos cómo el cuerpo y sus alteraciones incontrolables pueden llegar a ser preocupantes.

PUNTUACION CRAZYMINDS: 8/10