Los sueños de Ulma sobrevuelan San Sebastián

MARLANGO
Emborracharse hasta perder la consciencia, tirarse a un italiano, tatuarse o surfear, son algunos de los sueños que a Ulma le quedaron por cumplir y que su amiga, Eva, lleva a cabo tras la muerte de ésta. Se trata del argumento de Los sueños de Ulma, último videoclip de Marlango, dirigido y protagonizado por la propia Leonor Watling.

Patrocinado por Coca Cola Light, este proyecto entre el cortometraje y el clip musical ha sido presentado hoy en la sexagésima edición del Festival de San Sebastián. La participación en el certamen del grupo compuesto por Óscar Ybarra, Leonor Watling y Alejandro Pelayo, se completa con el concierto gratuito que el trío ofrecerá mañana en el Quiosco del Boulevard de la Alameda de la capital donostiarra.

Los sueños de Ulma es en realidad el trailer de una película que no existe. Al son de Lo que sueñas vuela, segundo single del último álbum de Marlango Un día extraordinario, Watling y Rómulo Aguillaume han escrito y dirigido esta híbrida pieza audiovisual que se queda en un querer y no poder. Hasta el momento, los videos promocionales de Marlango se caracterizaban por un estilo marcadamente “Indie” (ese adjetivo que engloba todo aquello relacionado con el gafapatismo, el cine iraní en versión original y la moda vintage) y una factura modesta pero efectiva (tomemos como ejemplo Hold me tight o Walkin’ in Soho). Nada queda de esa estética naïf marlanguiana en Los sueños de Ulma, caracterizado por la incoherencia narrativa y por una puesta en escena más propia del medio televisivo que del cinematográfico.

Alejandro Pelayo señalaba en la rueda de prensa ofrecida esta mañana en los Cines Príncipe que, por cuestiones económicas, no querían recurrir a Universal, su discográfica, para la realización íntegra del videoclip y que han encontrado en el mecenazgo la mejor solución. Resulta difícil creer que con el espléndido elenco que ha participado en su realización, formado por amigos del grupo entre los que destacan Maribel Verdú y Juan Diego Botto, y el dinero de una multinacional tan poderosa como Coca Cola, Los sueños de Ulma se haya quedado en una mera recopilación de imágenes publicitarias.

Este tipo de mecenazgo ya fue explotado con éxito por BMW y sus BMW Films, cortometrajes dirigidos por renombrados cineastas (John Frankenheimer, Ang Lee, Guy Ritchie, etc.) y protagonizados por estrellas como Clive Owen, Madonna, Gary Oldman o James Brown. Lógicamente, la mayoría de los planos están destinados a realzar las prestaciones de los coches BMW. Sin embargo, al contrario que el proyecto impulsado por Coca Cola, estos cortos cuentan con una cuidada producción y un guión elaborado.

Coca Cola Light ha declarado su intención de continuar con el proyecto, apoyando así a las bandas que lo necesiten y dando oportunidades a nuevos realizadores. Esperemos que se cumpla aquello de que los inicios siempre son difíciles y la iniciativa alcance la calidad que, se supone, busca. Y, en lo que respecta a Marlango, continuémos deleitándonos con la exquisitez de sus composiciones musicales.

Raquel G. Ráez